Sentencian a 196 años de prisión a jóvenes hispanos por atrocidades contra mujer

Cuatro jóvenes hispanos de Georgia han sido sentenciados a 111, 25, 30 y 30 años de cárcel, respectivamente, luego de que las autoridades del condado de Gwinnett les encontraran culpables de cometer varios actos atroces en contra de una mujer también residente del área.

De acuerdo con un reporte emitido por la Físcalia del condado de Gwinnett, Francisco Joshua Palencia (18 años), Josué Ramírez (19 años), Ángela García (19 años) y Ana López (17 años) tendrán que pasar el resto o gran parte de sus vidas tras las rejas luego de que los investigadores recopilaran cerca de 160 pruebas que los señalaran como los culpables de agredir, secuestrar, quemar con agua caliente, violar y robarle a una mujer delante de sus hijos en su propia residencia, ubicada en Norcross.

La narrativa de la Fiscalía indica que los hechos se remontan al 8 de mayo de 2017 cuando a eso de la 1:00 de la madrugada oficiales de la policía de Gwinnett recibieron una llamada que los alertó sobre el intento de robo en una vivienda.

TE PUEDE INTERESAR: Identifican al detenido en Florida por el envío de paquetes explosivos

El documento dice que la víctima se encontraba en la vivienda con su novio y sus hijos, cuando unos dos o tres sujetos enmascarados llegaron y le ordenaron salir de su residencia. Cuando la víctima se rehusó, los individuos rompieron la ventana de una habitación.

Fue entonces cuando la mujer llamó a la policía, provocando que los sujetos huyeran.

Cuatro días más tarde, concretamente el 12 de mayo de 2017, la mujer regresaba de su trabajo en taxi a las 3:00 de la mañana, luego de recoger a sus niños en casa de una niñera.

Una vez entró por la puerta principal de su apartamento, sacó a su bebé de cinco meses de la canastilla en la que estaba e inmediatamente fue emboscada por dos hombres enmascarados.

El otro hijo de la mujer, que en ese entonces tenía tres años, fue empujado de la escena por uno de los sujetos.

Mientras, los individuos empezaron a golpear a la mujer y la arrastraron hasta la cocina, en donde estaban hirviendo dos ollas grandes llenas de agua.

ES TENDENCIA:

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+