Sedán compacto de Acura: la perfección sobre ruedas

  • Acura presenta su sedán compacto con estilo más expresivo y mejoras de seguridad
  • El sonido del motor al acelerar a fondo es muy deportivo
  • El interior tiene un aspecto serio en el que predomina el plástico suave

El sedán compacto de Acura está listo para darle batalla a sus rivales con un estilo más expresivo y mejoras en seguridad.
El cambio de diseño integra una parrilla en forma de diamante y los faros Jewel Eye iluminados por LED, así como un difusor aerodinámico rediseñado.

El equipo de seguridad aumenta con la suite AcuraWatch disponible en todas las versiones de este auto.
Consta de sistemas de conservación de carril, de mitigación de salida de carretera, de alerta de colisión frontal, de mitigación de colisión con frenado y control de velocidad de crucero.

La mecánica del Acura ILX se mantiene sin cambios y su motor es 4 cilindros naturalmente aspirado de 2.4 litros de desplazamiento con 201 caballos y 180 libras-pie de torque.

Al conducir de manera deportiva, este motor deja en claro que ama los rangos elevados de revoluciones y se nota particularmente feliz por encima de las 5 mil revoluciones por minuto que corresponden a velocidades de carretera por encima de los 180 kilómetros por hora.

El sonido del motor al acelerar a fondo es muy deportivo, aunque la intensidad se mantiene moderada por la insonorización de la cabina.

En ciudad se puede notar que no es turbo, pues a bajas revoluciones su respuesta no es tan robusta, pero la potencia se incrementa de manera natural y progresiva, a diferencia de un motor turbocargado.

La transmisión es excelente, pues es automática de doble embrague (DCT) de 8 velocidades. Realiza los cambios con rapidez y firmeza y muestra alta sensibilidad al acelerador.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+