Se quedó por un negocio con el que ahora gana $230,000 (VIDEO)

La historia de cómo llegó Hugo Cortés y emprendió un negocio no es muy diferente a la de otros inmigrantes mexicanos, lo sorprendente es en lo que resultó.

El hispano llegó a trabajar en la construcción ganando $7.50 la hora, aprendió el oficio y al poco tiempo  y con 800 dólares comenzó un negocio de pintura con el que ahora gana más de 230,000 dólares al año y genera 12 empleos, “para ‘mi gente’ mexicana que tanto lo necesita”, afirma con nostalgia.

Del campo a la construcción

Hugo Doroteo Cortés era campesino en México. Desde los 8 años ayudaba a su padre a sembrar maíz, trigo y papa.

Llegó hace 15 años y aunque nunca pudo ir a una escuela para aprender inglés, comenzó con amigos trabajando en remodelaciones poniendo lozas y tumbando paredes.

“Ganaba poco, $7.50 la hora, pero me esforcé por aprender el oficio, porque pensaba ¿para qué trabajar para otro si lo puedo hacer para mí?”, dice el inmigrante.

Al poco tiempo se independizó. Inició su negocio , comprando herramienta de segunda y con una camioneta que le dieron a cambio de trabajo.

Con su primer contrato ganó 4,800 dólares en una semana, luego fueron creciendo y ya generaba entre 5 y 7 empleos.

Hasta el año pasado ganaba más de 200,000 dólares al año y tenía 12 trabajadores, “ahora  ya no solo trabajamos como subcontratistas. Compramos una casa por nuestra cuenta, la arreglamos, la vendimos y ya vamos para la segunda”, refiere con optimismo.

Hugo Doroteo Cortés
Cortes Painting
404-723-8079

Search

+