7 consejos de salud bucal para empezar a practicar ahora

La salud bucal es más que cepillarse los dientes. Aquí te prorpocionamos unas formas con las cuales vas a ponerla en práctica con (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Para muchos de nosotros, las resoluciones de año nuevo incluyen tener un mejor cuidado de la salud bucal, bueno abre la boca y di ahhh. Muchos quieren ir al gimnasio, otros se comprometen a seguir dietas más saludables y dejar de fumar. Pero cuando resuelves vivir una vida más sana, no descuides tu salud bucodental.  Una boca sana nos da el coraje para sonreír sin ser tímidas. Y las sonrisas son el signo universal y la moneda de amor, así que todos tenemos que mantenerlas sanas. Para ayudarte a conseguirlo, hemos hecho una lista con todas las maneras en que puedes deslumbrar en el nuevo año siguiendo algunos consejos básicos de salud oral.

1. Manchas en los dientes

¿Sabes que los arándanos pueden manchar los dientes, así como el té, café y jugo de uva? Por supuesto fumar hace el mejor trabajo de convertir tus perlas blancas en amarillas pero sabemos que has decidido dejar ese hábito en el nuevo año. Para obtener una lista de alimentos que manchan el esmalte de los dientes y cómo combatir las manchas, hemos hecho toda una investigación al respecto.

2. El estrés afecta tu salud bucal

Una mujer mordiéndose la boca
Shutterstock

El estrés tiene importantes efectos sobre la salud, incluso en el sueño. Un día estresante puede hacerte pasar la noche rechinando los dientes. El resultado final es desgaste de los dientes y temas comunes que pueden causar dolores de cabeza y dolor en la mandíbula. Algunos medicamentos pueden manchar los dientes también,  habla con tu médico acerca de esa posibilidad cuando te los prescriba. Más allá de la boca, uno de los mejores consejos de salud general que podemos darte es encontrar herramientas para manejar tu estrés.

3. Dientes blancos

Si usted está pensando en blanquear tus dientes, comienza con un chequeo con tu dentista para ver si están sanos. Habla de tu salud en general y la posibilidad estar embarazada antes de comenzar cualquier procedimiento de blanqueamiento. Tu dentista puede sugerir carillas o blanqueamiento dental profesional en el consultorio. Sugerencia: si utilizas un producto para blanquear, sigue las instrucciones. Usar más producto de lo recomendado, en realidad podría dañar tus dientes.

4. Perfecto uso del hilo dental

Una mujer pasando hilo dental para salud bucal
Shutterstock

La mayoría de los dentistas e higienistas te dirán que te cepilles menos y uses más hilo dental. El hilo dental elimina lo que queda después del cepillado, y siempre dejas algo, no importa cómo de bien te cepillas. Si no estás acostumbrada a usar el hilo dental, dile a tu dentista que te muestre cómo hacerlo. El hilo dental elimina un montón de caries y placa dental, que es lo que raspa la higienista de tus dientes durante la limpieza.

5. Control para tu salud bucal

Cuando te muerdes las uñas, además de que quedan feas… ¿te detuviste a pensar que introduces bacterias en la boca también? Fumar es malo para tu salud en general y puede provocar cáncer de boca y lengua. Ir a la cama sin cepillarte los dientes da a todas las partículas de alimentos la oportunidad de producir caries los dientes. Practicar deportes sin protectores bucales, bueno, te imaginas el daño que hace. Mantén tus malos hábitos bajo control.

6. La maldición del dragón

Shutterstock

Personas están renuentes a decirte si te huele mal el aliento. Si has estado comiendo cebolla o ajo u otros alimentos picantes, debes asumir que un poco de esto está todavía en tu aliento. Si las mentas o el enjuague bucal no resuelven el problema, considera la posibilidad de buscar consejo médico. El mal aliento puede ser un indicador de las medicinas que estás tomando o trastornos médicos subyacentes.

7. Conciencia de la lengua en tu boca

Mantener tu lengua saludable es tan importante como mantener tus dientes y encías saludables. Las bacterias se acumulan en tu lengua y pueden pasar fácilmente a tu sistema digestivo. Un raspado diario de la lengua con una cuchara o un raspador de lengua puede evitar muchos problemas orales y ayudar a tener una boca sana.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado