Salsa de calabaza en todo y para todos: ¡Ideas puedes hacer con ella!

  • Aunque a veces se confunde con una verdura, la calabaza es un fruto con múltiples propiedades para la salud y belleza.
  • En Estados Unidos su consumo aumenta en el otoño y principalmente en ciudades como California, Oregón, Washington, Ohio y Utah.
  • El término “calabaza” proviene desde España y fue adoptado por los nativos en América.

La calabaza es un fruto delicioso y nutritivo que es incluido como parte de una dieta saludable. De igual manera, por sus cualidades es posible preparar la salsa de calabaza, entre otras cosas.

Desde ser incluida en el combo de verduras de un delicioso caldo a preparada como salsa de calabaza o convertirla en una cabeza de Halloween… la calabaza es lo más versátil del otoño.

El término “calabaza” tiene su origen desde España y que fue adoptado por los nativos en América durante la colonización.

De igual forma, existen varios tipos de calabazas, por ejemplo, aquellas naranjas y grandes comunes en Estados Unidos.

En México, con una forma similar pero pequeñas y de color verde. En España, una variante llamada calabacín y con una forma muy parecida a un pepino.

Según el Código Internacional de Plantas Cultivadas las calabazas se clasifican por su carácter utilitario. Por ejemplo, si es apta para cosechar inmadura, apta para cosechar madura y de usos ornamentales.

En sus nombres científicos, las calabazas se clasifican en 4 especies: Cucurbita Pepo, C. Maxima, C. Moschata y C. Argyrosperma.

En Estados Unidos durante el otoño es cuando predominan las calabazas de todo tipo, ya sea para comer o adornar.

La pequeñas (como el tamaño de una naranja) son llamadas “Orange Pumpkins”, las que tienen rayas con un efecto tipo atigrado son “Tiger Pumpkins”, las grandes y naranjas que muchas veces son usadas para decorar son las “Jack-ó-latern” y las grandes, similares en forma a la carroza de Cenicienta, “Cinderella Pumpkins”.

Con la calabaza puedes preparar deliciosas salsas que funcionen como aderezos para tus alimentos, por ejemplo una salsa de calabaza tipo guacamole para acompañar tus tacos.

Esta salsa es muy rápida y fácil de hacer, solo necesitas: 1 calabaza, 4 chiles serranos, 1 diente de ajo, 1 cucharada de sazonador de pollo y una cucharada de aceite de oliva.

Para prepararla, pon a hervir los chiles junto con la calabaza, cuando estos hallan cambiado de color, ponlos a licuar junto con los demás ingredientes y obtendrás tu deliciosa salsa.

salsa de calabaza

shutterstock

Otra opción es preparar una salsa de calabaza para aderezar una pasta, por ejemplo, espagueti o fusilli.

Para ello, mezcla queso crema, queso parmesano, mantequilla y leche en una cacerola grande y cocina los ingredientes a temperatura baja mientras los revuelves lentamente.

Luego añade la calabaza y condimentos hasta mezclar bien. Con esto obtendremos una deliciosa crema de calabaza.

Para resaltar el sabor, prepara la salsa picando cebolla y calabaza en pedazos pequeños, posteriormente pon a sofreír la cebolla y cuando tenga un tono transparente, se agrega la calabaza y se cocina durante 3 minutos.

Añade un vaso pequeño de vino blanco y deja evapore por 2 minutos. Pon sal al gusto y coloca todo en la licuadora y mezcla hasta obtener un resultado uniforme. Ahora sí ¡a disfrutar de tu salsa?

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+