Rusas vencen a un EEUU sin Biles en la final de gimnasia

Tokio fue testigo de cómo las rusas consiguieron el triunfo en los Juegos Olímpicos luego de que superaran a Estados Unidos en (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
  • Las rusas consiguen la medalla de oro en gimnasia en los Juegos de Tokio
  • El manga se manifiesta durante la ceremonia de inauguración de Tokio
  • Un hecho nunca antes visto se observa en Tokio con la primera levantadora de pesas transgénero

TOKIO (AP) — Angelina Melnikova, una célebre gimnasta de Rusia, se movía entre las barras asimétricas el martes cuando una noticia comenzó a recorrer el mundo: su rival, la súper estrella estadounidense Simone Biles, se retiraba de la final de gimnasia femenina de los Juegos de Tokio. Melnikova clavó la salida y apretó los puños cerca del corazón.

No habían llegado ni al ecuador de una de las competiciones más esperadas de los Juegos, y el resultado era casi una certeza: el equipo de Rusia podría destronar a Estados Unidos, que hasta hacía unos días parecía imbatible. Al final, superaron a las estadounidenses por 3,5 puntos, un margen importante en este deporte. Las gimnastas rusas lograron una puntuación de 169,528 en su rotación, mientras que Estados Unidos obtuvo 166,096. Sunisa Lee, Grace McCallum y Jordan Chiles completaron las tres últimas rotaciones sin Biles, que abandonó la competencias tras el salto de potro.

Las medallas de Tokio

Shutterstock

El bronce fue para Gran Bretaña. Estados Unidos, que aspiraba a conquistar su tercer oro olímpico, se conformó con la medalla de plata. Biles, actual campeona olímpica y que a sus 24 años es considerada como la mejor gimnasta de todos los tiempos, se bajó del tapiz tras ejecutar su salto en potro. Siguió el resto del concurso de sus compañeras al pie de los obstáculos, vestida con el chándal blanco del equipo y una mascarilla.

Se suponía que Biles debía ejecutar un “Amanar”, un salto que comienza con una rondada en el suelo para entrar de espaldas al trampolín, y termina con una doble pirueta y media. Pero pareció cambiar de idea durante el vuelo y efectuó solo un giro y medio. El equipo estadounidense explicó en un comunicado que Biles “será examinada a diario para determinar la autorización médica para futuras competencias”.

Defensa del título

Shutterstock

Está previsto que defienda su título olímpico en la final individual el jueves. Además se clasificó para las cuatro finales por aparatos que se disputarán más adelante. El triunfo de las rusas se produjo justo un día después de que el equipo masculino subiese también a lo más alto del podio. El país — que no puede emplear su nombre, su bandera ni su himno en los Juegos tras un escándalo de dopaje sistemático — acaparó los oros por equipos, dos de las medallas más codiciadas en los Juegos de Verano.

Las gimnastas se colgaron las preseas entre ellas, y el Concierto para Piano Número 1 del compositor ruso Tchaikovsky comenzó a sonar a modo de himno. Es el primer oro de un equipo ruso en esta disciplina desde poco después de la caída de la Unión Soviética. Hombres y mujeres se coronaron en Barcelona en 1992 con el Equipo Unificado, tras lo que siguieron décadas de sequía.

La grandiosa habilidad de las rusas

Shutterstock

Aunque los libros de historia marquen el triunfo del martes con un asterisco por la temprana retirada de Biles, la deslumbrante actuación de las rusas es el resultado de una transformación que comenzó a armarse cuando terminaron segundas, aunque muy lejos del equipo estadounidense que venció en el Mundial de 2019. Su desempeño del martes no fue perfecto: dos de ellas, consecutivamente, se cayeron de la viga de equilibrio. Pero se recuperaron y se convirtieron en el primer equipo en 11 años que logra desbancar a Estados Unidos en competición.

Biles llegó a Tokio como la estrella indiscutible de los Juegos pero pasó apuros, al menos según sus altos estándares, en la sesión de calificación. En una publicación en redes sociales el lunes, admitió que sentía el peso del mundo sobre sus hombros y afirmó que los Juegos “no son una broma”. Biles ganó cinco medallas en Río de Janeiro hace cinco años y en Tokio podría colgarse hasta seis tras avanzar a cinco finales.

El manga presente en los Juegos de Tokio

Shutterstock

TOKIO (AP) — Los atletas de los Juegos Olímpicos de Tokio se internaron en el mundo japonés de los cómics y las novelas gráficas cuando el manga estuvo incluido prominentemente en la ceremonia de inauguración el viernes. Los letreros con los nombres de los países en el desfile de deportistas tenían forma de globos para diálogos y los vestuarios de quienes los portaban y los asistentes tenían toques de manga en su diseño.

Manga es la palabra que se usa para referirse a cómics y novelas gráficas japoneses, mientras que anime — otra forma popular de arte japonés— se refiere a historias animadas. Manga es una palabra japonesa que significa dibujos juguetones. Los manga se leen de derecha a izquierda y casi siempre se publican en blanco y negro, de acuerdo con un artículo de la Biblioteca Pública de Nueva York de 2018. Tienen numerosos géneros y subgéneros diseñados para todo tipo de personas, edades y orígenes.

La historia del manga

Un dibujante con lápiz trabajando en un manga en Tokio
Shutterstock

El manga se remonta al siglo XII cuando monjes budistas crearon rollos que ilustraban animales comportándose como humanos, de acuerdo con un artículo de la Biblioteca Carnegie de Pittsburgh de 2020. Los artistas que crean manga son conocidos como mangaka, y entre los más famosos destacan Osamu Tezuka (“Astro Boy”), Akira Toriyama (“Dragon Ball”) y Naoko Takeuchi (“Sailor Moon”). Tezuka, quien falleció en 1989 a los 60 años, es apodado como “padre del manga”, y comparado con el animador estadounidense Walt Disney.

El uso del manga en la ceremonia de inauguración llega en un momento en el que los cómics y novelas gráficas japoneses se han popularizado en el mundo junto con el anime. Susan Napier, profesora de retórica y estudios japoneses en la Univerisdad Tufts, dijo al diario The Washington Post que los Juegos Olímpicos podrían hacerlos incluso más populares. “La gente tendrá curiosidad”, dijo. “El estilo del anime es muy distintivo, y si no estás acostumbrado a él dirás: ‘¡Guau!, ¿qué es esto? Es chévere’”.

Nueva Zelanda llevará a Tokio a levantadora de peso trans

Shutterstock

WELLINGTON, Nueva Zelanda (AP) — Laurel Hubbard levantó 628 libras (185 kilogramos) en dos intentos para clasificarse a la categoría femenina superpesada para los Juegos Olímpicos de Tokio. Es mucho peso, pero nada que ver con la carga metafórica que ha llevado Hubbard para convertirse en la primera deportista trans que compite en unos Juegos Olímpicos.

Hubbard fue una de las cinco levantadoras de peso confirmadas el lunes en el equipo neozelandés para Tokio. A los 43 años será la levantadora de peso de mayor edad, y cuarta clasificada para la competición del 2 de agosto para mujeres a partir de 87 kilos (192 libras). Hubbard ganó la medalla de plata en los Mundiales de 2017 y de oro en los Juegos del Pacífico de 2019 en Samoa. En 2018 compitió en los Juegos de la Mancomunidad, pero sufrió una grave lesión que frenó su carrera.

Controversia y agradecimiento en Tokio

Una atleta preparando pesas en barra
Shutterstock

“Me siento agradecida y honrada por la amabilidad y el apoyo que he recibido de tantos neozelandeses”, dijo Hubbard en un comunicado. “Cuando me rompí el brazo en los Juegos de la Mancomunidad hace tres años, me dijeron que mi carrera deportiva probablemente había llegado a su fin. Pero vuestro apoyo, vuestros ánimos y vuestro aroha (amor) me guiaron en la oscuridad”.

Una carga adicional para Hubbard es que sus esfuerzos la han puesto en el centro del debate sobre si es justo que atletas trans compitan en categorías femeninas. Ha sido el blanco de indignación y burlas, y recibido críticas de algunas rivales. Hubbard transicionó hace ocho años, a los 35. Desde entonces ha cumplido todos los requisitos del Comité Olímpico Internacional sobre deportistas trans y competición justa.

Críticas de otras participantes

Mano de una mujer antes de competir en Tokio
Shutterstock

La belga Anna Vanbellinghen, que probablemente competirá contra Hubbard, dijo que su presencia sería “como un mal chiste” para las competidoras. “Soy consciente de que definir un marco legal para la participación trans en deportes es muy difícil, ya que hay una variedad infinita de situaciones y probablemente es imposible alcanzar una solución totalmente satisfactoria para todos los bandos del debate”, ha dicho Vanbellinghen.

“Sin embargo, cualquiera que haya entrenado en levantamiento de peso de alto nivel sabe que esto es cierto: en esta situación concreta, es injusto para el deporte y para las deportistas”. “Por supuesto, este debate se celebra en un contexto más amplio de discriminación contra las personas transgénero, y por eso la cuestión nunca está libre de ideología”, añadió. Otras deportistas y miembros de las federaciones de halterofilia han afirmado que Hubbard tiene una ventaja natural en fisiología y fuerza. Hubbard no suele conceder entrevistas. En 2017 dijo al sitio web neozelandés Stuff que su estrategia ante las críticas es “centrarse en la tarea”. “Soy consciente de que no tendré el apoyo de todo el mundo, pero confío en que la gente pueda tener la mente abierta y ver mi trabajo en un contexto más amplio”, dijo. “Quizá el hecho de que haya tardado tanto tiempo en que llegara alguien como yo indica que los problemas que sugiere la gente no son los que podrían parecer”, añadió.

Etiquetas:
Continua artículo relacionado