Ricardo Cepeda Jr. Piden pena severa para agente de la Patrulla Fronteriza

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Ricardo Cepeda Jr. Piden pena severa para agente de la Patrulla Fronteriza
  • Piden pena severa para Ricardo Cepeda Jr., exagente de la Patrulla Fronteriza
  • La fiscal pidió al juez que lleva el caso que se le imponga al acusado una pena de 33 años
  • Es investigado por sus problemas con el alcohol y por ser cliente frecuente de un bar de bailarinas desnudistas

La Fiscalía del Condado de Hidalgo, en Texas, pidió una pena de 33 años de cárcel para Ricardo Cepeda Jr., un agente de la Patrulla Fronteriza -mejor conocida como Border Patrol o La Migra– acusado de dispararle a su novia.

Ricardo Cepeda Jr., de 33 años de edad, era un agente de la Patrulla Fronteriza y está acusado de asalto mortal agravado, entre otros cargos, debido a que disparó varios balazos contra su novia Brenda Hernández, de 34 años, luego de que la chica pidió terminar su relación debido a que él era un hombre violento y controlador en exceso.

El hijo de ambos de un año de edad presenció la escena y vio cómo cayó herida su madre, quien hasta ahora continúa recuperándose de las lesiones que pusieron en riesgo su vida.

Michelle Puig, fiscal asistente de la Fiscalía del Condado de Hidalgo, le solicitó al Juez Magistrado Fidencio Guerra Jr. en el Condado de Hidalgo la mañana del martes 14 de enero de 2019, según detallan los documentos del caso consultados por MundoHispánico, que Ricardo Cepeda Jr. reciba una pena de 33 años de cárcel en una prisión del Sistema de Justicia Criminal de Texas (TDCJ, por sus siglas en inglés).

Puig se presentó ante el Magistrado Guerra Jr. en las cortes de Edinburg, Texas, en lo que fue la primera sesión de apertura en el juicio en contra de Cepeda Jr.

La fiscal Puig explicó que ya han pasado diez meses del trágico incidente en el que Brenda Hernández casi pierde la vida y explicó que en honor a la víctima, es tiempo que se cierre el caso en un juicio que ha sido aplazado varias veces.

A petición del equipo de los abogados defensores se han pospuesto varias sesiones del juicio, ya que esgrimen como argumento principal que necesitan más tiempo para reunir pruebas y preparar la defensa de Cepeda Jr.

En un momento de la audiencia, el magistrado Guerra Jr. le preguntó a la fiscal Puig cuánto recomendaría ella, como representante del estado, en contra del acusado por el crimen que se le imputa.

La fiscal Puig tan solo respondió “33 años su señoría”. El juez tomó nota de la petición e informó a los abogados defensores.

El caso en contra de Ricardo Cepeda Jr., según revelan los documentos, comenzó el domingo tres de marzo de 2019 cuando Brenda Hernández fue en la mañana de aquel día hasta la casa del hombre, en el 3322 Zoe Street, para dejarle al hijo que ambos procrearon, pese a que ya estaban separados.

Ricardo Cepeda Jr., exagente de la Patrulla Fronteriza en Texas. (Foto: Oficina del Alguacil del Condado de Hidalgo)

Ricardo Cepeda Jr. ya estaba separado de su pareja, pero un juez civil del Condado de Hidalgo le ordenó al hombre que asumiera sus responsabilidades como padre y le ordenó que cada domingo pasara un tiempo con su hijo.

Sin embargo, aquel día Cepeda Jr. recibió con una pistola a la mujer y en cuanto ella se bajó del auto con el bebé en brazos le asestó ocho balazos.

El pequeño atestiguó todo y de manera providencial se salvó de resultar herido, porque luego de los primeros balazos la mujer lo cubrió con su cuerpo.

La mujer quedó muy mal herida en la calle y los vecinos, luego de escuchar las detonaciones, llamaron al número de emergencias del Departamento de Policía de Edinburg (EPD, por sus siglas en inglés).

Un patrullero del EPD que andaba por la zona fue el primero en atender el reporte y alcanzó a llegar, cuando el hombre todavía estaba en la calle y la mujer herida con los balazos en el pecho y la espalda.

La chica fue transportada a un hospital de la zona y el bebé puesto en custodia de agentes mujeres, hasta que se lo entregaron a la familia de ella.

Dos de los tiros fueron los de mayor gravedad y la muchacha necesito varias cirugías de emergencia para recuperarse.

Ricardo Cepeda Jr. fue detenido cuando todavía llevaba el arma en la mano.

El patrullero que lo detuvo anotó que el muchacho era conocido por ser hijo de Ricardo Cepeda, un exagente del propio EPD.

Ricardo Cepeda Jr. declaró que era policía federal de la Patrulla Fronteriza en el condado de Hidalgo.

La corporación fue informada del arresto de uno de sus oficiales por los cargos de asalto mortal agravado y exponer a un bebé al peligro.

Aquel día Ricardo Cepeda Jr. fue llevado a la Cárcel del Condado de Hidalgo y se le designó una fianza de 1 millón de dólares.

Sin embargo, su derecho a salir bajo fianza no ha sido cubierto y el hombre ha enfrentado su proceso en la cárcel desde entonces.

Las sesiones legales en el juicio contra Cepeda Jr. han sido un cúmulo de sorpresas, debido a su carácter moral cuestionable para un policía federal.

Con documentos y testimonios, la Fiscalía del Condado de Harris evidencia de que la División de Asuntos Internos de la Patrulla Fronteriza investigaba al acusado por sus excesos con el alcohol, ya que era un cliente habitual del club de bailarinas desnudistas Stilletos Cabaret en Brownsville, una ciudad vecina de Edinburg, en la frontera con México.

Hasta el momento de escribir esta historia, el Juez Magistrado Fidencia Guerra Jr. no ha determinado cuándo será la siguiente audiencia del caso en contra de Ricardo Cepeda Jr. El juicio continúa abierto.