Tensa reunión en la Casa Blanca llevó a otorgarle más poder a tropas en la frontera

Esta semana, en la Casa Blanca, el presidente Donald Trump presidió una explosiva reunión sobre la nueva orden del gabinete que otorga a las tropas desplegadas en la frontera sur el derecho a usar la fuerza letal para defender a los agentes de la patrulla fronteriza.

Sin embargo, lo que pocos sabían es que varios ayudantes de la Casa Blanca y asesores externos, que han apoyado hasta ahora la agenda de inmigración del presidente y que asistieron a la reunión del lunes, se mostraron en contra de esta medida.

RECOMENDADA: Arriban a Tijuana más migrantes de caravana; refuerzan seguridad en la frontera (VIDEO)

De acuerdo a fuentes consultadas por el portal Político, la reunión terminó en un altercado entre los asesores más controversiales de Trump: el jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, y la cabeza del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, contra otros asistentes.

Kelly y Nielsen se opusieron inicialmente a firmar la declaración, que concedió a los militares una amplia autoridad en la frontera, reclamando al Presidente que esa decisión estaba más allá de sus poderes constitucionales. De ese modo, se opusieron vocalmente, entre otros, al asesor superior de política, Stephen Miller; al presidente del Consejo Nacional de inmigración y observancia de aduanas, Chris Crane, y Brandon Judd, presidente del Sindicato de la patrulla fronteriza.

Foto: AP

También estuvo presente el vicepresidente Mike Pence, quien no se ha pronunciado sobre el tema, según una de las personas que han informado sobre el debate.

TE PUEDE INTERESAR: Trump lanza amenaza a inmigrantes durante llamada en Día de Acción de Gracias (VIDEO)

Al parecer, Kelly y Nielsen eventualmente respaldaron la posición del presidente, y la amarga disputa terminó el martes por la noche cuando Kelly, bajo las órdenes de Trump, firmó una declaración del gabinete otorgando a los militares la autoridad en disputa.

El movimiento terminó en dirección opuesta a lo recomendado por el abogado de la Casa Blanca, Emmet Flood, quien advirtió que era probable que se toparan con barricadas constitucionales para llevarlo a cabo, según confirmó una segunda fuente familiarizada con las conversaciones.

El debate culminó el lunes y condujo a la firma de la declaración, realizada este martes, la cual otorga a Nielsen el poder de solicitar acciones militares para proteger a los agentes ICE, desplegados en la frontera sur.

ES TENDENCIA: 

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+