Respira más fácil: 10 remedios naturales para el asma

El asma es una enfermedad que afecta la respiración de las personas. Te ofrecemos un par de remedios naturales para que no estés en (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
El asma es un padecimiento que se da cuando se inflaman los bronquios, causando dificultades respiratorias que, de no ser detectadas o tratadas, pueden derivar en graves daños a la salud. Afortunadamente, a la par de los tratamientos médicos, existen remedios naturales y maneras sencillas de evitar un ataque de asma: ¡Descubre qué hábitos y alimentos pueden ayudarte a reducir los síntomas!

El método Papworth

El método papworth es tan natural como efectivo; se ha utilizado en pacientes con asma desde, al menos, la década de los 60s, y consiste en ejercicios de respiración y técnicas de relajación por medio de la nariz y el diafragma. Con el método Paworth se establecen patrones de respiración, especialmente durante el desarrollo de actividades que pueden ocasionar una repentina crisis de asma.

La miel ayuda con el asma

Una foto de miel que ayuda para el asma
Shutterstock

La miel es un remedio natural milenario conocido por beneficiar a las personas que padecen de asma o de enfermedades en las vías respiratorias, especialmente durante el invierno, que es cuando se reportan más casos de crisis asmáticas y resfriados. El asma es conocido por generar ganas de toser y dolores de garganta, que pueden aliviarse, al menos de manera temporal, mezclando té con miel o tomando una cucharada de miel cada mañana.

El ajo es bueno para las personas que sufren de asma

Si sufres de asma, los expertos aconsejan agregar una buena cantidad de ajo a tus alimentos diarios, ya que contienen propiedades antiinflamatorias que ayudan a aliviar los síntomas del asma. El ajo ayuda a reducir la inflamación de forma sencilla y natural; una manera de consumirlo es salteando algunos dientes con semillas de nigella, pues se cree que ayuda a abrir las vías respiratorias en poco tiempo.

Jengibre

Imagen de jengibre que ayuda con el asma
Shutterstock

El jengibre es otro de los alimentos que contienen propiedades antiinflamatorias; un estudio realizado en 2013 arrojó que los suplementos de jengibre fueron útiles para aliviar los síntomas del asma. Además de beneficioso, el jengibre es un ingrediente versátil que puede consumirse de diferentes maneras, aunque una de las más recomendadas es por medio de tés, especialmente durante el invierno.

Yoga

El estrés es un factor que, en ocasiones, contribuye al incremento de las crisis asmáticas, ya que la respiración es fundamental en pacientes con asma; así, esta práctica ayuda a adquirir hábitos saludables en los que se busca una mejora física y mental. Asimismo, practicar yoga ayuda a mantener una postura adecuada para abrir las vías respiratorias y realizar ejercicios de respiración que se puedan incorporar a otros momentos de la vida.

El consumo de cafeína proporciona ayuda contra el asma

Imagen de granos de café que ayudan con el asma
Shutterstock

La cafeína es una sustancia recomendada para combatir los síntomas del asma; esto es porque guarda propiedades similares a la teofilina, un broncodilatador utilizado para mejorar el paso del aire por los pulmones. De esta manera, la cafeína ayuda a reducir los síntomas del asma, independientemente de la presentación en la que se consuma: té, café, cocoa y bebidas gasificadas calientes o frías.

Baños de vapor

Los baños de vapor no son necesariamente un tratamiento específico para el asma, pero sí se recomiendan para aliviar la congestión nasal y en el pecho, lo que mejora el estado de salud de los pacientes. El beneficio de los baños de vapor se centra en la humectación de las vías respiratorias, disminuyendo la congestión y favoreciendo la eliminación de las flemas para recobrar un patrón de respiración más libre.

Baños de sol para evitar el ataque de asma

Shutterstock

Muchos de los episodios de asma ocurren durante el invierno, cuando las bajas temperaturas y la escasa entrada de la luz solar ocasionan deficiencias en el sistema inmune de los pacientes con esta enfermedad. Por eso, se recomienda tener una exposición regular a la luz del sol y tomar suplementos de Vitamina D, especialmente cuando se habita en lugares donde los inviernos suelen ser más largos.

Ejercicios de respiración

Los ejercicios de respiración son vitales para las personas con asma; entre las opciones que existen se encuentran: respirar con la boca cerrada mientras se inhala con la nariz y exhalando el aire por la boca. Otra opción es realizar ejercicios de respiración enfocando el proceso en el estómago, pensando en esta área como un globo que ha de ser inflado, concentrándose en inhalar y exhalar con calma.

Cuida tu postura

Shutterstock

Si tienes un episodio de tos y flemas relacionado con el asma, los expertos recomiendan, a la par del tratamiento médico indicado, mantener una postura erguida y evitar recostarse. Realizar ejercicios de respiración mientras te encuentras sentado en una silla con una postura erguida te brindará una sensación de alivio y te ayudará a controlar tu respiración en menor tiempo.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado