Resort de Trump en Florida está en riesgo ante huracán Dorian

blank
blank

  • El resort Mar-a-Lago del presidente estadounidense Donald Trump en Florida está en medio del paso potencial de Dorian.
  • Trump visita la propiedad frecuentemente y ha tenido allí varias reuniones con líderes mundiales.
  • Según los meteorólogos, Dorian podría volverse un huracán extremamente destructor.

El resort Mar-a-Lago del presidente estadounidense Donald Trump en Florida está en medio del paso potencial de Dorian, que según los meteorólogos podría volverse un huracán extremamente destructor.

El resort, que está cerrado por el verano, está en la acaudalada isla de Palm Beach. Durante los meses más frescos, Trump visita la propiedad frecuentemente y ha tenido allí varias reuniones con líderes mundiales.

El pronóstico más reciente del Centro Nacional de Huracanes coloca a Mar-a-Lago en el sendero de Dorian, una posible tormenta de Categoría 4 con vientos de casi 225 kilómetros por hora (140 millas por hora).

El resort fue construido en la década de 1920 y ha visto numerosos huracanes en el pasado. Fue construido por la millonaria Marjorie Merriweather Post y el edificio principal tiene 126 habitaciones.

resort Trump Dorian

Foto: AP

Trump compró el sitio en 1985, luego de que no fructificaron los intentos para hacerlo un parque nacional. Desde su arribo a la presidencia, Trump ha recibido allí a líderes como el primer ministro japonés Shibzo Abe y el presidente chino Xi Jinping.

Los huracanes han sido parte de la historia de Mar-a-Lago.

En 2005, Trump dijo que recibió un pago de seguro de 17 millones de dólares por daños causados por un huracán en el resort, pero una investigación de The Associated Press no halló evidencia de daños de esa magnitud.

Entonces, Trump dijo que no sabía cuánto se había gastado en reparaciones, pero reconoció que se quedó con parte del dinero. Transfirió los fondos a sus cuentas personales, diciendo que bajo los términos de su póliza “no tienes que reinvertirlo”.

Trump rechaza las causas humanas del cambio climático. Mientras tanto, gobiernos locales en Florida, incluso el condado de Palm Beach, se preparan para lidiar con el aumento de los niveles del mar y posiblemente huracanes más intensos.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank