Repartidor de pizzas hispano le ganó la batalla al gobierno de EE.UU.

Tras varios meses de drama por su estatus migratorio, un repartidor de pizzas hispano finalmente parece haberle ganado la batalla al gobierno de Estados Unidos.

Pablo Villavicencio, un repartidor de pizzas ecuatoriano cuya liberación de un reclusorio para inmigrantes fue ordenada por un juez que criticó fuertemente el manejo del caso, seguirá en libertad después de que el gobierno optó este viernes por no apelar el fallo, informó AP.

Los abogados notificaron a la Corte Federal de Apelaciones del 2do Circuito, en Manhattan, que el gobierno no impugnará la decisión de julio pasado de liberar a Villavicencio.

El gobernador demócrata de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo en un comunicado que no le sorprende la decisión.

TE PUEDE INTERESAR: Nuevo revés de la Justicia a Trump por fondos a ciudades ‘santuario’ (VIDEO)

“El gobierno federal está admitiendo lo que ya sabíamos: que no había ninguna razón legítima para encerrar al señor Villavicencio y separarlo de su familia”, manifestó Cuomo.

repartidor de pizza

Villavicencio, de 35 años, fue detenido el 1 de junio en Nueva Jersey después de entregar una pizza en la base militar de Fort Hamilton en Brooklyn.

La detención ocurrió mientras Villavicencio estaba en proceso de buscar establecer su residencia legal y superar una orden emitida en 2010 para que saliera del país. Está casado con una ciudadana estadounidense, Sandra Chica, y sus dos pequeñas hijas, de 2 y 3 años, también son estadounidenses.

repartidor de pizza

Cuomo indicó: “su arresto mientras realizaba su trabajo, es una indignante ofensa a nuestros valores neoyorquinos y causa graves preocupaciones sobre la discriminación étnica”.

Al ordenar la liberación de Villavicencio, reseñó AP, el juez federal de distrito Paul Crotty dejó en claro que no creía que su detención fuera “accidental o aleatoria”.

“No debería ser difícil discernir que las familias deben mantenerse juntas en lugar de ser separadas por una aplicación cruel e insensible de la llamada ‘política de tolerancia cero’”, escribió Crotty.

 

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+