Redadas ICE Mississippi: Los niños ruegan al Gobierno por su liberación (VIDEO)

Redacción MundoHispánico
Actualizado en

  • Redadas ICE en Mississippi: hijos de padres deportados lloran desconsolados
  • Las redadas de ICE llegaron a su punto máximo con la deportación de cientos de trabajadores
  • Niños lloran al gobierno que liberen a sus padres

Las redadas masivas llevadas a cabo pro ICE llegaron a su punto máximo en los últimos días con la noticia de que al rededor de 700 trabajadores de varias plantas procesadoras de alimentos fueron detenidos mientras se encontraban laborando. Te platicamos de las redadas ICE en Mississippi

Los agentes federales se hicieron presentes en diferentes puntos del estado de Mississippi y se instalaron a las afueras de varias plantas en las que tenían como consigna detener a tantos trabajadores indocumentados como fuera posible, y lo hicieron por medio de una orden de arresto en siete plantas alimenticias de dicho estado.

En consecuencia, se vivieron escenas desgarradoras cuando la noticia empezó a llegar a los familiares cercanos de los trabajadores, quienes atónitos veían cómo las autoridades les arrebataban su fuente de ingreso así como la posibilidad de permanecer unidos a sus familias.

Se informó que los detenidos fueron trasladados a un hangar militar, en donde empezarían a ser procesados por violaciones a las leyes de inmigración. Ahí se reunieron al menos 70 familiares de los detenidos, quienes entre llantos y suplicios se despidieron gritando ¡Déjenlos ir! ¡Déjenlos ir!

redadas ice Mississippi

shutterstock

Cuando se implementan este tipo de redadas, las autoridades detienen a todas las personas que ellos consideren han cometido una violación a las leyes de inmigración, por lo que entre los detenidos en Mississippi hubo personas que sí contaban con permiso permanente de residencia, mismos a quienes se les liberó del hangar militar después de haber comprobado su estatus legal y hacer una revisión de sus pertenencias.

El periódico local Clarion Ledger expuso que los operativos iniciaron el lunes y en su versión digital afirman que en una de las redadas ICE en Mississippi, los empleados arrestados “llenaron tres autobuses, dos para hombres y uno para mujeres, en una planta de Koch Foods Inc., en la localidad de Morton, que se encuentra a 40 millas al este de Jackson.

Quizá lo más desolador de esta situación se vivió cuando los hijos de los trabajadores soltaron en llanto y suplicaron a las autoridades que liberaran a sus padres, y es que muchos de esos niños tenían como única fuente de sustento y compañía a padres y madres solteras que quedaron detenidos en medio de la redada.

La comunidad se ha volcado a cuidar a los niños que quedaron desamparados, turnándose para recogerlos de la escuela, llevarles comida y ocuparse provisionalmente de ellos. Vecinos, familiares y amigos, en medio del impacto, han salido a defender a sus seres queridos, y saben que será un largo camino el que tendrán que recorrer para darle solución a su lamentable situación.

“Mi papá no hizo nada, no es un criminal”, declaró Magdalena Gómez Gregorio, una niña de 11 años que ahora clama a las autoridades por la liberación de su padre y de todos aquellos que fueron detenidos, alegando que no se encontraban haciendo nada malo; gobierno, por favor, muestra algo de corazón. Deja que mis padres sean libres y también todos los demás, por favor, no dejen a los niños llorando”, dijo, entre sollozos.

Muchos de los detenidos llevan ya varios años viviendo en territorio estadounidense, como es el caso de una mujer que fue detenida en una de estas redadas. Christina Peralta, quien se ha hecho cargo de sus hijos desde el día en que su familiar fue detenida, declaró que “la madre ha estado aquí durante 15 años y ella no tiene antecedentes”.

Search

+