Redada en Mississippi: Inmigrantes se encierran en casa por temor a ser deportados

The Associated Press
Actualizado en

Koch Foods, uno de los productores de carne de aves de corral más grandes del país, dijo en un comunicado el jueves que cumple con los estrictos procedimientos para garantizar que los empleados de tiempo completo cumplan los requisitos para trabajar en el país.

La compañía, con sede en el suburbio de Park Ridge, en Chicago, manifestó que coteja la información de los empleados en la base de datos del gobierno federal E-Verify. También contrata a empleados temporales que llegan a través de un servicio externo que tiene la tarea de revisar la elegibilidad de los trabajadores, puntualizó Jim Gilliland, portavoz de la empresa.

Más de 100 defensores de los derechos civiles, organizadores sindicales y miembros del clero de Mississippi criticaron la redada, pero el gobernador del estado Phil Bryant elogió al ICE por los arrestos y tuiteó que cualquier persona que esté en el país de manera ilegal tiene que “asumir la responsabilidad de esa violación” a las leyes federales.

En Morton, los trabajadores detenidos fueron transportados en varios autobuses el miércoles (unos para hombres y otros para mujeres) desde la planta de Koch Foods. En un momento dado, alrededor de 70 familiares, amigos y residentes los despidieron entre gritos de: “¡Déjenlos ir! ¡Déjenlos ir!”.

El superintendente del condado Scott, Tony McGee, dijo que más de 150 estudiantes faltaron a clases el jueves, incluidos varios en Morton, donde aproximadamente 30% de los estudiantes son latinos.

Las autoridades escolares tratan de persuadir a los padres para que dejen que sus hijos regresen a clases a través de llamadas telefónicas y visitas a sus casas. McGee dijo que algunos profesores que llevan tiempo trabajando en las instituciones le comentaron que el miércoles “fue, por mucho, el peor día que han pasado como educadores”.

Search

+