Recupera su teléfono móvil 77 días después de que se le cayera al mar

Un matrimonio de Florida aficionado a recoger conchas en la playa y su vecino experto en tecnología hicieron posible que una mujer a

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
Miami, 14 may (EFE News).- Un matrimonio de Florida aficionado a recoger conchas en la playa y su vecino experto en tecnología hicieron posible que una mujer a la que se le cayó el teléfono celular al mar volviera a tenerlo consigo después de 77 días en el agua. El canal 12 de televisión de Palm Beach (sureste de Florida) se hizo eco de esta historia que involucra a los buscadores de conchas Laura Leigh y Lawton Martin, el vecino Devron Richardson y la “sirena” Amie Vreeken.

Los cuatro se reunieron en Delray Beach (Florida) esta semana para la entrega del teléfono y hablaron ante las cámaras del canal. Los Martin encontraron el mes pasado el teléfono en la orilla del mar cuando buscaban conchas, se lo llevaron a su casa, le quitaron la funda protectora y lo pusieron a secar. Como no tenían cargador para esa marca de teléfono, le pidieron ayuda a su buen vecino Richardson, quien siempre les ayuda cuando se les estropea la computadora.

El teléfono móvil de la sirena

El cargó la batería del teléfono y al encenderlo apareció como fondo de pantalla la foto de una mujer vestida de sirena con cuatro niños disfrazados a su alrededor. Con ayuda de una herramienta para encontrar en internet a las personas que aparecen en una fotografía localizó a Vreeken, que hace de sirena en un espectáculo en Las Vegas, y no podía creer lo que Richardson le escribió por un sistema de mensajería.

“!OMG (Oh mi Dios!) esto una broma!, es fantástico”, fueron las palabras que Vreeken escribió en su nuevo teléfono en respuesta a Richardson. Vreeken, madre de cuatro hijos, contó que va cada dos semanas viaja a visitar a un amigo en Delray Beach y en febrero salieron en kayak y una ola los impactó e hizo caer el teléfono al agua.

Shutterstock

Al final

Lo buscaron hasta con un detector de metales y no lo pudieron encontrar. “Pasaron 77 días, 77 días, desde el segundo en que cayó al mar hasta que me llamaron para decirme que encontraron mi teléfono”, dijo Vreeken con asombro. Según contó al canal televisivo, además de agradecer a los Martin y a Richardson, escribió una muy favorable reseña sobre la funda de teléfono que compró por 10 dólares con el título “77 días en el océano y el teléfono está bien”. EFE News

Continua artículo relacionado