Raúl Castro renuncia a la dirección del Partido Comunista y pone fin a una era en Cuba

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Foto de AP y video de MH
  • Raúl Castro, líder y exmandatario cubano, anunció este viernes que renuncia como máximo dirigente del Partido Comunista de Cuba
  • Su salida pone fin a una era de liderazgo formal de los Castro desde el triunfo de la revolución en 1959
  • El anuncio se produce justo cuando salen a la luz documentos de la CIA sobre planes para asesinarlo

Raúl Castro, líder y exmandatario cubano, anunció este viernes que renuncia como máximo dirigente del Partido Comunista de Cuba (PCC). Su salida pone fin a una era de liderazgo formal de los Castro desde el triunfo de la revolución en 1959, informó AP.

“En lo que a mí se refiere concluye mi tarea como primer secretario al comité central del Partido Comunista de Cuba con la satisfacción de haber cumplido y la confianza en el futuro de la patria”, dijo durante un informe de apertura del VIII Congreso de la organización.

Raúl Castro
Getty Images

Meditada convicción

Castro, de 89 años, aseguró que tomó la decisión “con la meditada convicción de no aceptar propuesta para mantenerme en los órganos superiores de la organización partidista, en cuyas filas continuaré militando como un combatiente revolucionario”.

Su salida se hará efectiva el lunes, al cierre del congreso y cuando se elijan las nuevas autoridades partidarias, que se espera que esta vez sean encabezadas por el actual gobernante Miguel Díaz-Canel.

A puertas cerradas, salvo el anuncio

Raúl Castro
AP

Aunque el congreso se realiza a puertas cerradas, parte de las palabras de Castro, incluyendo éstas sobre su futuro político, fueron dadas a conocer por la televisión nacional.

“Nada, nada, nada me obliga a esta decisión… mientras viva estaré listo con el pie en el estribo para defender a la patria, la revolución y el socialismo con más fuerza que nunca. Viva Cuba libre, viva Fidel, patria o muerte”, manifestó Castro emocionado ante el aplauso de sus correligionarios.

Presencial pese a covid

Raúl Castro
Getty Images

Un reporte del portal oficial Cubadebate indicó que el foro dio inicio en el Palacio de las Convenciones de la capital de manera presencial pese a las restricciones de la pandemia del nuevo coronavirus y las palabras inaugurales las ofreció el segundo secretario del PCC, José Ramón Machado Ventura, antes de que Castro hiciera su informe y confirmara su posterior ausencia.

El encuentro quinquenal de los comunistas cubanos se extenderá hasta el 19 de abril y según Cubadebate, este “centrará su mirada en asuntos medulares de la vida política, económica y social del país, entre los que resalta la conceptualización del modelo económico y social de desarrollo”.

Partido único

Raúl Castro
Getty Images

En fotografías difundidas por la oficial Agencia Cubana de Noticias y el propio partido en redes sociales se pudo ver el ingreso de Castro al recinto vestido de uniforme verde olivo y a su lado Díaz-Canel, en un escenario donde hay un paño rojo y un cartel gigante con los rostros de personalidades cubanas como José Martí, Julio Antonio Mella y Fidel Castro.

El PCC, que se creó en la década de los 60 y logró unificar a varios grupos revolucionarios que participaron en la lucha contra el dictador Fulgencio Batista, es el único con estatus legal en la isla.

Por mandato de la Constitución

Raúl Castro
Getty Images

Aunque no presenta candidatos a elecciones o forma gobierno como tal, con sus 700,000 militantes, su papel está inscrito en la Constitución como la institución encargada de dirigir al país y a su sociedad, lo que lo convierte en un ámbito con gran poder en la isla.

Tras décadas de contar con un Estado altamente centralizado, de corte socialista -debido a la influencia de la Unión Soviética-, Cuba comenzó un proceso de tímida apertura a la iniciativa privada y el emprendimiento particular en 2010, durante el mandato de Castro, quien sucedió a su hermano Fidel, fallecido el 25 de noviembre del 2016.

Documentos de la CIA revelan dos intentos para asesinar a Fidel y Raúl Castro

Raúl Castro
Getty Images

La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, en inglés) planeó sin éxito dos complots para asesinar a los líderes cubanos Fidel y Raúl Castro en la década de 1960, según documentos desclasificados este viernes por el independiente Archivo de Seguridad Nacional, informó Efe.

Con motivo de la instalación en Cuba del VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), que se espera que suponga la despedida política de Raúl Castro, se difundieron documentos sobre un complot para fingir un accidente en un vuelo entre Praga y La Habana y otro vinculado a la invasión de Bahía de Cochinos, de 1961.

Accidente aéreo

Raúl Castro
Getty Images

Los documentos, en total seis y que incluyen memorandos y telegramas, dan cuenta de los arreglos hechos por funcionarios de la agencia de inteligencia, que incluyeron el ofrecimiento de un pago de “10,000 dólares o una cantidad razonable que supere esa cifra” para “incurrir en riesgos de organizar un accidente” aéreo.

El encargado de la CIA en la isla en 1960, William J. Murray, discutió ese plan con el piloto cubano José Raúl Martínez, que trabajaba para Cubana Airlines, la compañía contratada para un vuelo chárter con rumbo a Praga, que tuvo lugar el 21 de julio de 1960, y que a su regreso a La Habana traería a Raúl Castro y otros miembros del partido comunista.

No llegó a ejecutarse

Raúl Castro
AP

“El piloto, que la CIA había reclutado anteriormente como activo de inteligencia en Cuba, ‘pidió que se le asegurara que en caso de su (propia) muerte, Estados Unidos se encargarían de que sus dos hijos recibieran una educación universitaria'”, indicó el Archivo de Seguridad Nacional.

El complot no llegó a ejecutarse porque el aviador “no tuvo oportunidad de organizar un accidente” durante el vuelo.

Recalentamiento del motor

Raúl Castro
Getty Images

Los implicados habían analizado la posibilidad de un recalentamiento del motor en tierra o de un amerizaje “a unas tres horas de Cuba”. Previamente, Murray había recibido una contraorden que anulaba el complot, aunque no tuvo oportunidad de comunicarse con el piloto.

Otro intento, pero esta vez para asesinar a Fidel Castro, se empezó a fraguar semanas después del plan contra Raúl Castro, señaló el Archivo de Seguridad Nacional.

Una misión delicada

Raúl Castro
Getty Images

En agosto de 1960, el director de operaciones encubiertas de la CIA, Richard Bissell, autorizó “una misión delicada ” que requería una acción como la de las bandas organizadas, con el objetivo de liquidar a Fidel Castro y “aumentar las posibilidades de éxito del programa contrarrevolucionario de la CIA para derrocar a su régimen”.

Para la operación, la División de Servicios Técnicos de la CIA “desarrolló una píldora que tenía los elementos de rápida solubilidad, alto contenido letal y poca o ninguna trazabilidad”, de las cuales se produjeron seis que se esperaban fuesen dadas Fidel Castro en alguna comida o bebida.

Tampoco llegó a término

Raúl Castro
Getty Images

El complot, que no logró llegar a término, “se canceló poco después del episodio de Bahía de Cochinos”.En la invasión de Bahía de Cochinos, desarrollada entre el 15 y el 19 de abril de 1961, participaron cubanos entrenados y financiados por EE.UU. para derrocar a Castro, pero finalmente fracasó.

Peter Kornbluh, que dirige el proyecto Cuba del Archivo de Seguridad Nacional de EE.UU., destacó que, “al igual que la derrota de los invasores dirigidos por la CIA en Bahía de Cochinos marcó un punto de inflexión histórico para la joven revolución”, el “comienzo oficial de la era posCastro marca un importante punto de inflexión para el futuro de Cuba”.

Archivado como: Raúl Castro

Regresar al Inicio