¿Quién es realmente Madeleine Westerhout, la asistente ejecutiva del Trump?

Desde que el presidente Donald Trump inició su mandato y durante varios meses, su hija Ivanka estuvo relacionada con la figura que moderaba los ímpetus de su padre y decidía sobre aspectos importantes vinculados con las relaciones públicas del presidente, funciones que ahora parecieran ser desempeñadas, al menos en parte, por Madeleine Westerhout, reportó Daily News.

“Ella es la clave”

En el mes de julio Trump reprendió por teléfono a Bob Woodward por no haberle entrevistado para su nuevo libro. Woodward se defendió asegurando que repetidamente había contactado a por lo menos seis asesores sénior de la Casa Blanca para agendar una reunión.

A lo que Trump respondió:

“¿Hablaste con Madeleine?” Fue la primera pregunta de Trump, según una grabación de la llamada telefónica del 14 de agosto emitida por Woodward el martes.

“No, no lo hice, pero yo…”, respondió Woodward antes de que Trump lo interrumpiera:

“Madeleine es la clave. Ella es el secreto”.

Las redes sociales estallaron con especulaciones sobre Madeleine Westerhout

Los tuits de Trump desencadenaron una tormenta de comentarios  sobre la identidad de este misterioso guardián del presidente. Pero todo indica que Trump se refería a Madeleine Westerhout, la secretaria personal de Trump de 27 años.

TE PUEDE INTERESAR: ¿A cuánto está el cambio del dólar al peso hoy 5 de septiembre y por qué?

Nacida en California, Westerhout se graduó del Colegio de Charleston en Carolina del Sur en 2013 con una licenciatura en ciencias políticas.

Después de la graduación, Westerhout se mudó a Washington, DC, donde trabajó por corto tiempo como entrenadora física antes de aceptar un trabajo como asistente de Katie Walsh, la jefa de personal del Comité Nacional Republicano, según los registros de empleo.

Con este último trabajo comenzó el acercamiento de Westerhout al equipo de transición del presidente electo Trump.

Westerhout se unió al equipo poco después de las elecciones de 2016 como asesor general y se hizo particularmente cercana al primer jefe de gabinete de Trump, Reince Priebus.

TE PUEDE INTERESAR: Nopalucan: Asesinan a alcalde electo en México cuando iba en su auto (FOTOS)

Le dieron el apodo de “chica de ascensor” porque con frecuencia la veían escoltar a los visitantes de la Torre Trump hasta la oficina del entonces presidente electo. Según algunas versiones, ella es la mujer más fotografiada en el rascacielos de Midtown de 58 pisos.

Después de la transición, Westerhout se unió a la administración como “Asistente Ejecutivo del Presidente”. Ha mantenido un perfil bajo desde entonces y rara vez se ve en público. Gana $ 95,000 por año como asistente ejecutiva de Trump, de acuerdo con una compilación salarial de la Casa Blanca de mayo de 2017.

Mientras que Priebus y Walsh ya no están en sus respectivos puestos, Westerhout aparentemente disfruta de su reputación como el confiable interlocutor de Trump.

“Oval Office Gatekeeper;)”, escribió en Twitter en respuesta al tuit de un reportero que anunciaba su posición en la Casa Blanca en enero de 2017.

El martes, después de que Woodward publicara la grabación de la llamada telefónica, Westerhout estableció la configuración de su cuenta de Twitter en privado. No devolvió solicitudes de comentarios y la Casa Blanca no la puso a disposición para una entrevista.

En una entrevista para CNN, de las pocas que ha hecho, Westerhout expresó en diciembre de 2016 su entusiasmo por convertirse pronto en un miembro de la Casa Blanca a tiempo completo.

“No estaba planeando nada de esto, pero ha sido muy divertido y es una experiencia increíble que todos estamos viendo”, dijo. “Entonces es divertido. Estamos listos para llegar a la Casa Blanca”, afirmó la asistente de Trump en la entrevista.

ES TENDENCIA:

[anvplayer video=”4476078″ no_pr=”true” station=”CMG MundoHispanico” ]

Search

+