Quién es Gipsy Rose Blanchard

  • The Act: la serie sobre la vida de Gipsy Rose Blanchard y su madre
  • Abuso infantil: un asesinato que no todos condenan. Conoce de qué trata Münchausen por poder, el raro síndrome de DeeDee Blanchard
  • Gipsy tendrá que cumplir 10 años en prisión

La historia, basada en la vida real, cuenta la de la enfermiza relación entre una madre y su hija adolescente.

Aparentemente, DeeDee Blanchard es una ejemplar madre que cuida a su pequeña e indefensa hija con retraso intelectual y un sinfín de problemas de salud, que incluyen desde leucemia hasta distrofia muscular lo que la confina a una silla de ruedas por el resto de su existencia.

Su historia se hace pública luego de que perdieran su hogar tras el huracán Katrina. Al perderlo todo, fueron beneficiarias de una organización humanitaria que construyó una nueva casa, adaptada a las necesidades y gustos de la niña Gipsy Rose.

Su estrecho vínculo revela la constante ansiedad de la madre Dee Dee por cualquier acción que involucre a su hija Gypsy, pues cualquier cosa podría ponerla en peligro de muerte debido a su “delicado” estado de salud.

Lo que comía, veía y a quien hablaba era controlado por su madre. Casi todo lo que envolvía la vida de Gipsy pasaba por la revista de DeeDee, a quien luego diagnosticaron con un raro síndrome.

Münchausen por poder 

Una extraña forma de abuso infantil por la que las madres inventan o infligen enfermedades en sus hijos.

Según BBC Mundo, esta rara condición “consiste en la fabricación de síntomas y signos de una enfermedad por parte del paciente para generar ayuda, compasión, admiración y atención médica”.

El Síndrome Münchausen por poder (SMPP), conocido en inglés como “Münchausen Syndrome by proxy”, lo sufre la persona a cargo de un individuo, comúnmente la madre o responsable de un menor, la que inventa o exagera síntomas o enfermedades.

“Se considera, de hecho, una forma de maltrato infantil, que a menudo pasa desapercibida para médicos y autoridades durante meses o años”, señala la fuente.

“Los adultos que padecen este trastorno psiquiátrico pueden llegan a límites insospechados en su búsqueda patológica por la atención médica: pueden inyectarle al menor sangre, orina o heces para generarle enfermedad, darles fármacos que les generen síntomas como vómitos o diarrea y someterlos a pruebas invasivas como biopsias o cirugías”.

Esta curiosa condición es muy difícil de diagnosticar pues los padres de los pacientes menores generalmente no levantan sospechas, por lo que suele confundirse con preocupación.

 

Gipsy Rose Blanchard: víctima y victimaria

Gypsy Rose Blanchard planeó el asesinato de su madre. Y aunque cree que su sentencia de prisión es muy dura, asume la responsabilidad de sus actos. Mientras tanto, su familia, insisten en que este hecho sin precedentes fue en defensa propia.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+