¿Qué es el Costo de Oportunidad? [Concepto y Definicion]

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Foto: Shutterstock
¿Alguna vez has escuchado hablar acerca del costo de oportunidad? En términos financieros, este a veces también es llamado Costo Alternativo. El concepto fue acuñado hace ya más de un siglo por Friedrich Von Wieser en su famoso libro ‘Teoría de la economía social’, publicado en 1914.

En él, Von Wieser habla acerca del costo de oportunidad como el costo de la inversión de los recursos de los que se disponen a costa de la mejor inversión alternativa disponible, en otras palabras, habla acerca del valor de la mejor opción que finalmente no es llevada a cabo.

Uno de los puntos principales del costo de oportunidad es proporcionar al cliente, ya sea este inversionista o empresario, la información necesaria que le hará notar por qué debe elegir una alternativa sobre otra.

Dentro de esta temática, existen ciertos aspectos relevantes que es importante tomar en cuenta para explorar el costo de oportunidad, tanto en su teoría como en su práctica.

¿Quieres conocer más acerca de este tema? ¡Continúa leyendo!

Tipos de costo de oportunidad

El costo de oportunidad es un tema que resulta fundamental para la toma de decisiones financieras, especialmente de inversión, ya que se trata del valor descartado que se deriva de concretar una operación o de no llevarla a cabo.

Este término se mide por la rentabilidad que se contempla obtener por medio de los fondos de inversión, es decir, el rendimiento.

Se pueden encontrar diferentes tipos de costo de oportunidad, como:

  1. Costo de oportunidad implícito: estos están relacionados directamente con las opciones alternativas de ganancia o el dinero que un inversionista deja de percibir cuando decide realizar determinados movimientos comerciales. Entre los costos implícitos en los que puede incurrir una empresa se encuentran: el uso del capital propio, ya sea en dinero o en activos, o el uso de los recursos financieros individuales. El costo  de oportunidad implícito no involucra el pago o transacción directa, lo que significa que no se realiza ninguna transferencia a terceros.
  2. Costo de oportunidad creciente: en este caso, el costo de oportunidad exige la renuncia a cantidades mayores de un bien alternativo, y se presenta cuando los recursos no son productivos de forma equitativa. Por lo general, los costos de oportunidad crecientes se dan cuando no existen recursos homogéneos, por lo que tienden a ser ineficientes con el paso del tiempo.
  3. Costo de oportunidad constante: Para referirse a estos, también se emplea el término “costos ricardianos”; estos se dan cuando los recursos o factores pueden sustituirse entre sí sin ningún impedimento, o, bien, cuando todas las unidades del mismo factor son iguales entre sí o se encuentra en ellos exactamente la misma calidad. En la práctica, se cree que los costos constantes no representan un escenario realista debido a su línea de producción en línea recta.
Costo Contador de negocios o banquero, empresario calcular y analizar con índices financieros bursátile
Foto: Shutterstock

Cómo funciona el costo de oportunidad

Calcular el costo de oportunidad es un proceso que no requiere de fórmulas complicadas, sino del análisis de todos los datos disponibles en cuanto a las alternativas de inversión, el retorno de inversión y todo lo relacionado con estas operaciones.

Para calcular el costo de oportunidad es necesario recurrir a una sencilla fórmula, por medio de la cual se contemplan los escenarios posibles del inversionista y el potencial resultado de su toma de decisiones.

La fórmula a seguir es: 

Opportunity Cost=FO−CO

Donde:

FO se refiere al retorno en la mejor opción no elegida

CO se refiere al retorno en la opción seleccionada

Pasos para calcular el costo de oportunidad

A continuación, te presentamos algunos pasos que se deben de tomar en cuenta al momento de realizar el cálculo del costo de oportunidad

  • Identifica todos los escenarios y opciones:

El primer paso consiste en identificar todos los escenarios y opciones posibles; el objetivo principal de cualquier cálculo relacionado con el costo de oportunidad es extraer el máximo beneficio para el inversionista o la empresa involucrada en el proceso. Así, será imprescindible identificar todos los escenarios y opciones que se pueden dar en la toma de decisión de los involucrados.

  • Calcula los gastos de cada opción:

Conocer a profundidad cada opción con la que se cuenta permitirá saber el costo o precio real de cada una de ellas, lo que derivará en un cálculo apegado a la realidad, de manera que cualquier decisión que se tome a partir de él garantizará una operación acertada.

  • Calcula el retorno de cada inversión:

No basta con saber que se obtendrán beneficios: es necesario identificar cuáles serán y  qué cantidades resultarán de cada inversión o movimiento financiero, a corto, mediano y largo plazo.

  • Elegir la opción más beneficiosa:

Aunque la fórmula establecida para determinar el costo de oportunidad es confiable, existen otros factores que pueden influir en las ganancias que se obtendrán por medio de una inversión, por lo que, a final de cuentas, todas las personas involucradas en dicha toma de decisión deberán elegir la opción más beneficiosa para el inversionista o la empresa.

Costo Hombre que usa calculadora y calcula cuentas en casa.
Foto: Shutterstock

Ejemplos de costo de oportunidad

A continuación, te presentamos algunos ejemplos de costo de oportunidad para que observes la manera en la que estos se calculan y cuáles son los factores que intervienen en ellos.

  1. Pongamos como ejemplo el caso de una persona que ha tomado la decisión de invertir sus ahorros, para lo cual acude a una institución bancaria, donde le ofrecen tomar un plazo fijo, donde la tasa de interés será del 10%; sin embargo, también cuenta con la opción de invertir en bonos con una tasa de interés del 15%. Finalmente, la persona decide por la primera opción, lo que significa que su costo de oportunidad será del 15%, derivados de las ganancias que perderá por abstenerse de invertir en los bonos.
  2. Por otro lado, también puede calcularse un costo de oportunidad en otro tipo de operaciones; por ejemplo, en el caso de las personas que cuentan con propiedades que no tienen intención de vender, rentar o habitar. Así, si en un momento determinado la persona se ve en la posición de decidir si debe dar su casa en renta, digamos por $2000 mensuales, esta cifra será su costo de oportunidad en caso de no dar la propiedad en renta. (Fuente: enciclopediaeconomica.com) 

FAQs

Sin duda, el costo de oportunidad es un concepto que tiene como fin garantizar que cualquier inversionista tome decisiones que alcancen un máximo beneficio; sin embargo, hay algunos datos que son especialmente relevantes para conocer más a fondo la manera en la que este funciona:

¿Cuál es la idea básica del costo de oportunidad?

La idea básica del costo de oportunidad es encontrar la mejor alternativa, por lo que también es conocido como el costo alternativo, y su base está centrada en el análisis de los riesgos y beneficios que se derivan de una inversión por encima de otra.

Uno de los puntos principales del costo de oportunidad es proporcionar al cliente, ya sea este inversionista o empresario, la información necesaria que le hará notar por qué debe elegir una alternativa sobre otra.

Piggy bank con cosas de negocios, concepto de negocios y finanzas, tono de color vintage.
Foto: Shutterstock

¿Qué definición describe mejor el costo de oportunidad?

El concepto de costo de oportunidad se encuentra muy presente en el ámbito económico, y una de las definiciones que más se utilizan para referirse al costo de oportunidad es la búsqueda de un beneficio potencial del que un inversionista se pierde al momento de elegir una opción diferente.

El concepto fue acuñado hace ya más de un siglo por Friedrich Von Wieser en su famoso libro ‘Teoría de la economía social’, publicado en 1914.

En él, Von Wieser habla acerca del costo de oportunidad como el costo de la inversión de los recursos de los que se disponen a costa de la mejor inversión alternativa disponible, en otras palabras, habla acerca del valor de la mejor opción que finalmente no es llevada a cabo.

¿Qué es la clase de costo de oportunidad 11?

Las clases de costo de oportunidad son:

  1. Costo de oportunidad creciente: en este caso, el costo de oportunidad exige la renuncia a cantidades mayores de un bien alternativo, y se presenta cuando los recursos no son productivos de forma equitativa. Por lo general, los costos de oportunidad crecientes se dan cuando no existen recursos homogéneos, por lo que tienden a ser ineficientes con el paso del tiempo.
  2. Costo de oportunidad constante: Para referirse a estos, también se emplea el término “costos ricardianos”; estos se dan cuando los recursos o factores pueden sustituirse entre sí sin ningún impedimento, o, bien, cuando todas las unidades del mismo factor son iguales entre sí o se encuentra en ellos exactamente la misma calidad. En la práctica, se cree que los costos constantes no representan un escenario realista debido a su línea de producción en línea recta.
imagen de doble exposición de pilas de monedas sobre el fondo del gráfico financiero de la tecnología.
Foto: Shutterstock

Conclusión

El costo de oportunidad es un concepto que tiene como finalidad guiar a las personas, independientemente del ámbito en el que se desempeñen, a tomar decisiones financieras acertadas de acuerdo a sus proyectos personales o empresariales.

Al conocer a profundidad el mercado y definir cuáles serían las ganancias o pérdidas potenciales al favorecer una operación sobre otra, los inversionistas se encuentran en la posición de tomar mejores decisiones que les permita generar ganancias a corto, mediano y largo plazo en cualquiera de sus proyectos, desde una salida al cine hasta la compra o renta de una propiedad o la inversión en bonos o a plazos fijos.

 

Fuente: Investopedia.com / Amosweb.com / enciclopediaeconomica.com

Regresar al Inicio