¿Qué podrán hacer las tropas enviadas por Trump para detener a la caravana?

Las más de 5,200 tropas en servicio activo enviadas por el presidente Donald Trump a la frontera de EE.UU. Y México se verán limitadas en lo que pueden hacer en virtud de una ley federal que impide que los militares participen en la aplicación de la ley en territorio estadounidense.

Eso significa que a las tropas no se les permitirá detener a inmigrantes, confiscar drogas de traficantes o tener una participación directa en detener una caravana de migrantes que todavía se encuentra a aproximadamente a 1,000 millas del cruce fronterizo más cercano.

RELACIONADA: Trump anuncia “ciudades de carpas” para los migrantes de la caravana

En cambio, su función reflejará en gran medida la de las tropas existentes de la Guardia Nacional, unas 2.000 en total, desplegadas en la frontera durante los últimos seis meses, incluido el apoyo con helicópteros para las misiones fronterizas, la instalación de barreras de concreto y la reparación y mantenimiento de vehículos. Las nuevas tropas incluirán la policía militar, ingenieros de combate y compañías de helicópteros equipadas con tecnología avanzada para ayudar a detectar personas por la noche.

La extraordinaria operación militar se produce una semana antes de las elecciones de medio término del 6 de noviembre, ya que Trump ha tratado de transformar los temores sobre la caravana y la inmigración en ganancias electorales. El martes, intensificó sus terribles advertencias, calificando de “invasión” a la banda de migrantes que huían de la pobreza y la violencia en Centroamérica.

“¡Nuestro ejército te está esperando!” tuiteó Trump.

R. Gil Kerlikowske, Comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de 2014 a 2017, dijo que los militares no pueden detener a los solicitantes de asilo que se presentan en los cruces fronterizos para buscar protección, y que los agentes de la Patrulla Fronteriza no han tenido problemas para detener a las personas que cruzan ilegalmente.

“Lo veo como una maniobra política y un desperdicio de recursos militares y un desperdicio de dólares de impuestos”, dijo Kerlikowske, quien estuvo al mando durante una época que hubo un importante aumento de migrantes centroamericanos en 2014.

“Para usar a los militares en servicio activo y ponerlos en ese papel, creo que es un gran error. Lo veo como nada más que una movida para influir en las elecciones de mitad de período”.

TENDENCIA:

Search

+