¿Qué debo saber acerca de la salida voluntaria de Estados Unidos?

En medio del clima antiinmigrante que millones de indocumentados están experimentando en el país. tras el endurecimiento de las políticas migratorias, cientos son las dudas que han surgido para quienes no tienen un estatus legal en Estados Unidos, pero que, sin embargo, llevan años viviendo en el país.

Entre ellas, surge la opción de la “salida voluntaria”: ¿Pero de qué se trata realmente esta opción? ¿Cuales son los beneficios ante una deportación? O, ¿por qué no es una buena decisión?.

De acuerdo con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, la salida voluntaria es un acuerdo entre el gobierno, a través de un representante, y un migrante, por el que éste tiene que abandonar Estados Unidos, dentro de un plazo fijado y pagando él o ella los gastos, pero sin que exista una órden de deportación.

RELACIONADA:

Para que exista salida voluntaria, tiene que haber ese acuerdo, generalmente, solicitado por el migrante. Y también tiene que haberse iniciado un proceso que pueda llevar a su deportación.

Esta opción no debe confundirse con la situación en la que el migrante decide por cuenta propia irse del país. Esto último no es una salida voluntaria.

La salida voluntaria puede solicitarse en cuatro ocasiones:

1.Antes de que tenga lugar la primera vista del procedimiento de deportación

2.Al inicio de un procedimiento de deportación

3.Durante el procedimiento de deportación

4.Al finalizar el proceso de deportación, pero antes de que exista una orden oficial

Este último es cuando ya no hay posibilidad de encontrar un alivio para la deportación. Es posible solicitar la salida voluntaria, pero si se espera hasta este último momento, los requisitos podrían ser más estrictos para solicitarla.

No todos pueden solicitar una salida voluntaria. Particularmente aquellos involucrados en actividades terroristas o tienen un delito grave (aggravated felony, según las leyes de inmigración.

Síguenos para más contenido

Youtube
Página: 1 2