¡Adiós puntos negros!: Prueba estos 5 remedios caseros para no verlos más

  • ¿Problemas en el cutis? ¡Olvídate de ellos!
  • Entérate: qué son los puntos negros y por qué salen
  • Dile adiós adiós con estos remedios caseros

Seguramente en más de una ocasión te has visto afectada por los comedones, más conocidos coloquialmente como puntos negros. Éstos se hacen presentes cuando la superficie de la piel se ve obstruida debido a una producción sebácea elevada.

Esta sustancia se produce, específicamente, en la zona de la cara y la nariz, y produce un color negro que es indicador de la acumulación de la melanina y de la oxidación de las células.

Los puntos negros pueden aparecer a cualquier edad, pero generalmente lo hacen a partir de la adolescencia debido a ciertas prácticas o hábitos que llevamos a cabo en nuestra vida diaria. Pueden aparecer por problemas a la hora de asear el cutis, o por el uso excesivo de maquillaje y la calidad del mismo; además, también influye el lugar en el que vives así como la dieta que sigues.

Sin embargo, es posible eliminarlos e ir adoptando medidas para que no vuelvan a aparecer ¡conoce estos 5 remedios caseros!

Puntos negros

MH archivos

Clara de huevo

La Sociedad de Medicina Estética ha recomendado ciertos ingredientes que pueden ser útiles a la hora de deshacernos de los molestos puntos negros; entre ellos se encuentra la clara de huevo, que gracias a sus alto contenido de vitaminas y aminoácidos permite que la piel absorba los nutrientes y se regenere poco a poco. Además de darle un aspecto liso a la piel, ayudará a erradicar la aparición de puntos negros; lo único que tienes que hacer es batir una clara de huevo en un recipiente y colocar con un algodón en la zona afectada. Deja reposar por unos minutos y después enjuaga con agua tibia, repitiendo este ritual todos los días antes de dormir o al despertar.

Yogur

Otro de los ingredientes utilizados para combatir los puntos negros que aparecen por el exceso de grasa en la piel es el yogurt, que puedes combinar con otros ingredientes como el pepino, que con sus propiedades hidratantes y refrescantes darán un alivio muy merecido a tu piel.

Combina unas cucharadas de yogur natural y mezclarlo con una cucharada de miel o de limón y repetir el mismo proceso: coloca con un algodón y deja reposar por unos minutos. Como si fuera una mascarilla de supermercado, retira la mezcla de tu rostro y enjuaga con agua tibia, repitiendo la misma rutina todos los días.

Mascarilla de manzana

Corta media manzana y hazla puré, añadiendo una cucharada de jugo de limón natural. Mezcla de manera que al final tengas una especie de mascarilla, misma que untarás en la zona de la cara y la nariz; los resultados te sorprenderán, ya que son inmediatos y muy sencillos de lograr. Retira con agua tibia, nunca uses agua muy caliente o muy fría, ya que lo importante es absorber los nutrientes de estos ingredientes en tu piel.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+