¿Cómo aumento mi puntuación crediticia?: 12 pasos sólidos

El puntaje de crédito es un número que determina cosas en tu vida financiera. Te brindamos unos pasos para que puedas mejorar el (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
¿Tu puntaje de crédito se ha visto afectado o no has conseguido mejorarlo por más intentos que realices? Una de las primeras cosas que debes tomar en cuenta es que siempre es posible tomar acciones para mejorar tu puntaje crediticio: llevará tiempo, pero valdrá la pena. Mejora tu puntuación crediticia y mejora la posibilidad de solicitar créditos al demostrar una salud financiera estable: Sigue estos sólidos consejos para descubrir 12 pasos que podrían cambiar para siempre tu situación crediticia:

 Obtén tus informes de crédito

Nunca te saltes este paso: no solo es sencillo, sino también primordial. La consulta periódica de tu informe de crédito garantizará que todos los movimientos reflejados sean correctos; de haber alguna confusión no aclarada, tu puntaje podría verse severamente afectado.  Si aún no has consultado tus informes de crédito, este es el momento de hacerlo: recuerda que este trámite puede ser realizado de forma gratuita en las agencias autorizadas o en el sitio AnualCreditReport.com

Mantén un límite de crédito bajo

Tarjetas de crédito
Shutterstock

Las agencias crediticias cuentan con el historial de tus pagos, pero también con el registro del porcentaje del crédito disponible que utilizas mensual y anualmente; por esto, se aconseja no utilizar al máximo el límite de estos créditos. Un porcentaje bajo de la utilización del límite de crédito será vista por las instituciones financieras como una señal positiva, lo que ayudará a mejorar tu puntaje de crédito y así aumentar los montos autorizados en un futuro.

Verifica la información y disputa cualquier error

La mala noticia, en algunos casos, es que el sistema en el que se registran todos los movimientos crediticios suele tener errores; la buena, es que tú como usuario tienes derecho a realizar todo tipo de aclaración si encuentras que tus intereses están en riesgo. La mayoría de los errores registrados en el sistema pueden ser reversibles; después de una minuciosa investigación, el banco o institución financiera se encargará de preparar un reporte aclaratorio que será enviado a todas las instancias que hayan recibido un reporte erróneo.

Paga tus tarjetas de crédito

Tres tarjetas de crédito
Shutterstock

Los expertos sugieren preparar un sistema que contemple los pagos puntuales de todas las tarjetas de crédito con las que el usuario cuente; una estrategia es también realizar dos pagos mensuales para que las autoridades crediticias verifiquen que cuentas con la solvencia para saldar tus deudas. Esta es una manera en la que las agencias podrán, poco a poco, notar que eres un usuario confiable y puntual en el pago de sus deudas, lo que sin duda mejorará tu crédito a mediano plazo.

Haz todos tus pagos a tiempo

La puntualidad de los pagos será un paso imprescindible para mejorar tu puntuación crediticia; es decir, si bien es necesario pagar todas tus deudas, lo ideal es que estas sean cubiertas a tiempo. Préstamos personales, créditos hipotecarios y tarjetas de crédito son solo algunos de los pagos que podrían enfrentarte a una disminución de tu puntaje de crédito, ya que cualquier atraso en los pagos es registrado por el sistema de las instituciones financieras.

No pidas nuevos créditos

Una personando sacando cuentas para saber puntaje de capital
Shutterstock

Aunque en ocasiones es tentador solicitar nuevos créditos para saldar algunas deudas, los especialistas en finanzas aseguran que la adquisición de nuevos préstamos o deudas es perjudicial, en especial si el puntaje crediticio ya es bajo. Las personas con bajo puntaje crediticio que aún tienen créditos pendientes de pagar serán más propensas a ver una afectación en su puntuación debido a que los reportes de nuevos préstamos se enviarán a las agencias crediticias e instituciones financieras.

Usa una tarjeta de crédito con garantía

Si las agencias crediticias y los bancos ven una mejora en tus hábitos financieros, será más sencillo mejorar poco a poco tu puntaje; para esto, las tarjetas de crédito prepagadas son muy útiles. Una tarjeta de crédito con aval es la garantía de que todos los pagos serán realizados a tiempo y, si llegaras a presentar algún tipo de problema, tu aval responderá por ti. 

Mejora tu utilización de tarjetas para corregir tu puntaje

Shutterstock

Corrige tu puntaje aprendiendo a utilizar eficazmente tus tarjetas de crédito, independientemente si estas son emitidas por una institución financiera o por una tienda departamental. Crear un registro de pagos en el que quede constancia de las fechas y los montos te ayudará a tener un referente actualizado de tus movimientos financieros y solicitar una adecuación a tu puntaje si se llegara a presentar alguna confusión.

No cierres ninguna cuenta

Si te encontraras en la situación de no poder pagar una deuda o un crédito solicitado en un banco, no recurras a la opción de cerrar tu cuenta, ya que esto restará importantes puntos a tu situación crediticia. Si alguna de las cuentas canceladas se encontrara vigente, el banco podría recurrir a medidas como el contacto con las agencias de crédito, lo que sin duda afectaría tu futuro financiero.

Evita mudarte constantemente

Shutterstock

La estabilidad es un pilar del puntaje crediticio; es lo que las agencias miran de cerca para analizar patrones de conducta financiera y deliberar si eres apto para acceder a beneficios como préstamos y créditos. Por supuesto, no siempre es sencillo permanecer en un mismo lugar, pero el cambio repentino y constante de residencia levantará una alerta a las agencias crediticias, quienes se preguntarán si presentas problemas económicos para solventar gastos como el pago de una renta o hipoteca.

Solicita un SSN o ITIN

Para personas que se encuentran laborando en Estados Unidos y que no cuentan con una situación legal establecida, se recomienda tramitar un número de seguridad social o un ITIN, el cual servirá para pagar impuestos y, entre otras cosas, iniciar un registro crediticio en el país. Con estos números, el trabajador podrá comenzar a crear un historial crediticio y a mejorar su puntuación para acceder a importantes beneficios financieros a corto y largo plazo.

Empieza con una tarjeta de crédito asegurada

Shutterstock

La incertidumbre financiera es una realidad para una gran parte de la población que no cuenta con una fuente de ingreso estable; por eso, tramitar una tarjeta asegurada ayudará a mantener el buen puntaje crediticio a pesar de que en algún momento no se pudieran pagar las  deudas adquiridas por el usuario. Este tipo de tarjetas son especialmente útiles cuando el usuario se ha quedado sin fondos, ya sea por la pérdida del empleo o por imprevistos que requieren desembolsar importantes cantidades de dinero, afectando el patrimonio de una persona.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado