Promedio de bateo en números históricamente bajos en MLB

Las autoridades del beisbol en los Estados Unidos están proecupadas por la baja en el promedio de bateo en la última temporada

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: AP
El promedio de bateo de las Grandes Ligas cayó a .244 esta temporada, su nivel más bajo desde el año del lanzador en 1968, aunque la ofensiva se recuperó notablemente luego de la represión de mitad de temporada del béisbol contra las sustancias que mejoran el agarre de los lanzadores.

La aplicación más estricta de MLB tuvo el impacto deseado, poniendo fin a una racha de 12 temporadas completas consecutivas en las que los ponches habían establecido récords anualmente.

APENAS HUBO PROMEDIO DE 4.35 CARRERAS POR JUEGO

Promedio
Fernando Tatis Jr, a pesar de sus buenos números tuvo tremendo slump con los Padres. Foto AP

Desde el día inaugural hasta el 2 de junio, el último día antes de la ofensiva, los bateadores batearon .236 con un porcentaje de slugging de .395, un OPS de .707 y un promedio de 4.36 carreras por equipo en cada juego.

Desde el 3 de junio hasta el final de la temporada regular, el promedio subió a .248 con un porcentaje de slugging de .419, un OPS de .738 y un promedio de 4.62 carreras.

RÉCORD DE PONCHES EN EL 2021, AUMENTANDO MÁS LA BRECHA CON LOS HITS

Promedio
Cedric Mullins y los Orioles de Baltimore representaron la baja ofensiva en el beisbol de Ligas Mayores. Foto AP.

Hubo un récord de 2,664 ponches más que hits, la brecha aumentó de 1,147 durante la temporada 2020 acortada por la pandemia y 784 en 2019, cuando los ponches superaron los hits por primera vez.

Si bien hubo 42,145 ponches, una ligera disminución de 42,823 en 2019, los golpes disminuyeron de 42,039 a 39,481 a medida que proliferaron los cambios defensivos asistidos por computadora. El promedio de bateo de las Grandes Ligas fue de .271 en 1999 en el apogeo de la Era de los Esteroides, cuando hubo 45,327 hits.

MÍNIMO HISTÓRICO APENAS ARRIBA DE LO OCURRIDO EN 1968

Marlins
Bryan de la Cruz y los Marlins un claro ejemplo de nefasta ofensiva en la campaña. Foto: AP

El promedio de bateo de las Grandes Ligas cayó a un mínimo histórico de .237 en 1968, lo que llevó a la MLB a bajar el montículo del lanzador de 15 pulgadas a 10 la temporada siguiente y reducir la zona de strike.

El porcentaje de apariciones en el plato que terminaron en ponches cayó del 24,2% antes de la represión al 22,7% después, mientras que las bases por bolas cayeron del 8,9% al 8,2%. Los jonrones aumentaron de 3,1% a 3,4% y los lanzamientos se mantuvieron estables en 1,16%. Todas esas cifras excluyen los paseos intencionales.

UN AÑO QUE DEJÓ MAL SABOR DE BOCA EN LA OFENSIVA

Promedio
Shohei Ohtani de los pocos que se salvaron de la quema con sus impresionantes números. Foto AP

El promedio de bateo de este año de .243799 estuvo justo por debajo del .243807 de 1972, por debajo de .245 en la temporada 2020 acortada por la pandemia y .252 en 2019. El promedio estuvo en los .260 de 2001-09 antes del aumento de los cambios defensivos. .

Hubo 5.944 jonrones, frente a un récord de 6.776 en 2019, que rompió la marca de 6.105 establecida en 2017. Los oficiales de béisbol están preocupados por la disminución de la acción causada por el dominio de los llamados Tres Resultados Verdaderos: jonrón, base por bolas y ponche.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado