Primera tormenta de 2020 puede desarrollarse este viernes cerca de Florida

Etiquetas:
  • Sistema de baja presión en el Atlántico puede ser primera tormenta de 2020
  • La tormenta podría formarse cerca de Florida
  • Se espera que tenga características ciclónicas

En plena contingencia por el coronavirus, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) informó este martes de un sistema de baja presión que puede llegar a tener características ciclónicas este fin de semana a unas 200 millas (321 kilómetros) al noreste de las Bahamas y muy cerca de la Florida.

Según un gráfico publicado en la página del NHC, la probabilidad de formación de un ciclón en cinco días es del 50 por ciento.

Oficialmente la temporada de huracanes en el Atlántico no comienza sino hasta el primero de junio, pero en los dos últimos años se formaron tormentas con nombre en mayo: Andrea (en 2019) y Alberto (en 2018).

La compañía privada de servicios meteorológicos AccuWeather, que revisó el pasado jueves sus pronósticos para agregar más tormentas tropicales y huracanes, indicó este martes que el área de baja presión de la que informó el NHC “puede cobrar fuerza y quizás dar lugar a la primera depresión o incluso tormenta con nombre” de 2020.

Según la lista de nombres creada por la Organización Meteorológica Mundial para este año, la primera tormenta de 2020 se llamaría Arthur.

“Creo que vamos a lidiar con un sistema que tiene potencial para llegar a ser un sistema subtropical o un sistema tropical débil este fin de semana y la semana siguiente”, dijo Dan Kottlowski, el principal experto en huracanes de AccuWeather.

El equipo dirigido por Kottlowski agregó en su pronóstico actualizado de la temporada en la cuenca atlántica dos posibles tormentas tropicales para dejar un rango de 14 a 20, de las cuales entre  y 11 llegarán a ser huracanes, también dos más.

La peor noticia es que de cuatro a seis de esos huracanes llegarán a categoría tres o más (en el anterior pronóstico eran de dos a cuatro).

Según el equipo de meteorólogos de AccuWeather, entre cuatro y seis de los sistemas tropicales con nombre podrían impactar directamente en el territorio continental de Estados Unidos, Puerto Rico o las Islas Vírgenes estadounidenses.

Esos pronósticos causan preocupación en Florida, donde hay temor a que los esfuerzos centrados en la pandemia del COVID-19 reduzcan los necesarios para prepararse convenientemente para los huracanes, por no hablar del perjuicio adicional que pueden causar los daños de un huracán en su tocada economía.

La temporada oficial de huracanes en la cuenca atlántica comienza el primero de junio y concluye el 30 de noviembre.

Las cuatro últimas temporadas han tenido una actividad por encima de lo normal.

La de 2019, según AccuWeather, fue excepcionalmente activa, solo equiparable a la de 1969, con 18 tormentas, huracanes potentes como Dorian, Lorenzo y Humberto, y pérdidas y daños por 11 mil millones de dólares.

El director de manejo de emergencias de Florida, Jared Moskowitz, está trabajando con FEMA, la agencia federal para esos temas, sobre los posibles cambios que deberán hacerse en los planes de evacuación y refugio por ciclones debido al COVID-19.

 

Archivado como: Primera tormenta 2020

Según declaraciones publicadas la semana pasada, se piensa en refugios solo para personas contagiadas y en ordenar a alguna gente quedarse en casa, en lugar de evacuar sus viviendas.

Desde el primero de marzo, se han registrado en Florida más de 41 mil casos de COVID-19 y casi 1,800 muertes, según datos oficiales.

En días pasados se informó que la próxima temporada de huracanes en el Atlántico iniciará en junio próximo y tendrá una actividad “superior al promedio anual”, además de que registrará 16 tormentas con nombre, según el pronóstico anual de la Universidad Estatal de Colorado (CSU, por sus siglas en inglés).

Se informó que uno de los factores que propiciará la proyección es la ausencia del fenómeno El Niño, de acuerdo al Departamento de Ciencias Atmosféricas de CSU, que para su informe se basa en datos acumulados durante cuatro décadas.

 

 

Archivado como: Primera tormenta 2020

Philip J. Klotzbach, investigador del Departamento de Ciencias Atmosféricas de CSU, dijo que la temperatura del Atlántico tropical y subtropical está “actualmente más caliente que el promedio de temperatura a largo y plazo y esto es un factor favorable para una temporada activa de huracanes”.

También, se espera que la temperatura del Pacífico tropical disminuya durante los próximos meses, por lo que el fenómeno El Niño no coincidirá con la época de huracanes del Caribe y el este de EE.UU.

En el reporte, el centro prevé 16 tormentas con nombre, ocho huracanes y cuatro de ellos de categoría mayor con vientos sostenidos, por encima de unas 110 millas por hora (180 km/h), es decir, de categoría 3 en la escala de Saffir/Simpson, de un máximo de 5.

Segun Philip J. Klotzbach, la próxima temporada de huracanes culminará el 30 de noviembre y “exhibe características similares” a las de 1960, 1966, 1980 y 1998, siendo 2008 el año más reciente con un pronóstico similar.

Archivado como: Primera tormenta 2020

De acuerdo al informe, hay un 69 por ciento de probabilidades de que alguno de los huracanes afecte algún punto de la costa este de EE.UU. (el promedio del siglo pasado fue de 52 por ciento).

Este pronóstico incluye 80 días de tormentas y 35 días de huracanes por encima del promedio histórico de 59 y 24, respectivamente.

También, se ha estimado un 44 por ciento de probabilidades de un huracán llegando al Golfo de México y un 58 por ciento de probabilidades de un huracán en el Caribe, ambos números por encima de los promedios históricos de manera significativa.

Si el pronóstico se cumple, la temporada 2020 estará a un 140 por ciento de la temporada promedio, mientras que el año pasado estuvo en un 75 por ciento y 2018 en un 120 por ciento de ese promedio.

 

*Con información de Agencia Efe

 

Archivado como: Primera tormenta 2020