La perturbadora historia detrás del presunto asesino de Hania Aguilar

hania aguilar

Hania Aguilar fue secuestrada el 5 de noviembre fuera de su casa móvil en las afueras de Lumberton mientras se preparaba para ir a la escuela. Su cadáver fue localizado el 27 de noviembre, después de tres semanas de búsquedas desesperadas lideradas por el FBI. McLellan fue acusado de asesinato el 8 de diciembre, el mismo día en que se llevó a cabo el funeral de la estudiante de octavo grado en el gimnasio de Lumberton High School.

“Se ha convertido en un caso muy grande”, indicó la semana pasada el fiscal del distrito del condado de Robeson, Johnson Britt.

Los cargos de McLellan incluyen secuestro, asesinato en primer grado, violación forzada en primer grado y ocultación de una muerte.

“En última instancia”, apuntó Britt, “esto puede haber sido un crimen de oportunidad. Lo desafortunado es que sucedió. Una joven adolescente está muerta. Ella no hizo nada más que lo que mucha gente ha hecho en su vida. Ir a la escuela. Arrancar el auto. Ese simple acto de estar sola fuera”.

Christine Faison, la tía de la madre de McLellan, vive cerca de su antigua residencia en Marvin Street.

Ella dijo a The Fayetteville Observer que solo lo conoció a él y a su hermana cuando estaban creciendo. “Casi no me visitaron”, recordó Faison, de 87 años. “No he visto a Michael. No lo reconocí cuando lo vi en la televisión”.

“Cuando era pequeño, me amaba hasta la muerte. Me llamó tía Tine”, agregó. “Le diría que se mantenga fuera de problemas. Él diría: ‘Lo haré’. Supongo que lastimó a todos los que escucharon lo que hizo. No sabes lo que pasa por la mente de alguien”.

Página: 1 2 3 4