La perturbadora historia detrás del presunto asesino de Hania Aguilar

blank
blank


Mientras se espera una nueva audiencia en los tribunales contra el hombre acusado por el rapto, violación y asesinato de Hania Aguilar, una allegada reveló su perturbadora historia.

Una mujer que dijo ser la madrina de Michael Ray McLellan, el sospechoso por la muerte de la adolescente Hania Aguilar, se sintió conmocionada al hablar con The Fayetteville Observer sobre el joven que una vez conoció.

La madrina contó que ella fue víctima de abuso sexual, y recordó haber rezado para que eso nunca le sucediera a Michael Ray McLellan, pero “le pasó”, dijo, cuando “era un niño”.

TE PUEDE INTERESAR: Confirman causa de muerte de la chica del clima

“Es muy tarde ahora. Le pasa a mucha gente. Recibí ayuda”, agregó la mujer, quien declaró al referido medio con la condición de que su nombre no fuese publicado. “Fue solo una mala situación”.

Ahora su ahijado está siendo acusado por el secuestro, violación y asesinato de Hania Aguilar, la adolescente de 13 años quien residía en Carlina del Norte.

hania aguilar regalan casa

“( McLellan) ha estado teniendo problemas toda su vida”, aseguró la madrina, de pie junto a la puerta de un apartamento mientras llovía en Fairmont. “Era un niño muy feliz. Nunca supe que tuviera problemas cuando estaba cerca de mí. Su madre amaba a sus hijos”.

También mencionó que McLellan tuvo problemas de ira toda su vida y “estuvo con los niños malos”.

Ella no lo ha visto desde 2007, antes de que ingresara a prisión por los delitos de asalto con un arma mortal y robo en primer grado.

Al recuperar su compostura, la madrina dijo que no puede imaginar lo que está pasando la familia de Hania. Ella ruega por ellos. También le agradeció a Dios que McLellan esté ahora fuera de la calle antes de que algo le haya pasado a otra persona.

TE PUEDE INTERESAR: AMLO le deseó suerte al ‘Canelo’ antes de su pelea

“Sabía quién era Dios porque su padrastro lo tenía en la iglesia”, manifestó, con los ojos húmedos y la cara arrugada por la emoción. “Él sabía quién es Dios. No se sabe a cuántas personas le hizo daño. No sé lo que tenía en mente para hacer eso”.

Durante los últimos 12 años de su vida, McLellan ha pasado más de nueve años encerrado.

Su historial criminal se remonta a 2000, cuando tenía 16 años en ese momento.

Según los registros de la corte del condado de Robeson, su primer delito fue un asalto menor a un menor de 12 años en ese año. En los últimos 18 años, ha sido acusado de 26 delitos, 10 de los cuales están pendientes por el caso de Hania Aguilar.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank