Autoridades predicen posible primer huracán de temporada en Luisiana

  • El fin de semana se espera el primer huracán de 2019 en Luisiana
  • Es probable que haya “una tormenta peligrosa”, según el Centro Nacional de Huracanes
  • El gobernador de Luisiana declaró el estado de emergencia

 

Las autoridades alertaron hoy del posible primer huracán de la temporada 2019 en EE.UU. a partir del próximo fin de semana en el estado de Luisiana, que de materializarse se denominaría Barry.

El Centro Nacional de Huracanes informó de que se espera a partir del jueves una tormenta tropical en el norte del golfo de México y que aparentemente las condiciones son favorables para que el fenómeno se agudice, dando paso a un huracán en los días siguientes.

El organismo señaló que es probable que haya “una tormenta peligrosa” en partes del sur y el sureste de Luisiana.

 

 

Según los datos de ese centro, la amenaza de fuertes lluvias se extenderá por la costa central del golfo de México y por el interior a través del valle bajo del Misisipi.

Asimismo, es posible que haya riesgo de inundaciones, en algunos casos significativos, al paso de la borrasca por el este del golfo de México.

 

 

Como consecuencia de este pronóstico, el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, anunció medidas de “emergencia”.

“He emitido el estado de emergencia hoy en preparación ante el efecto de un sistema de bajas presiones en el golfo de México. El sistema probablemente producirá una ola de tormentas, vientos con fuerza de huracán y hasta 15 pulgadas (2.54 centímetros) de lluvia en el estado”, dijo Edwards en Twitter.

 

 

“Esto va a ser un suceso en Luisiana con inundaciones en la costa y fuertes lluvias que potencialmente pueden impactar en todo el estado. Nadie debería tomarse esta tormenta a la ligera. Como todos sabemos demasiado bien en Luisiana, baja intensidad no significa necesariamente bajo impacto”, advirtió el gobernador.

 

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+