Cómo ponerse en forma después de ser mamá… ¡Sí se puede!

Desde que nació mi hija, hace ya quince meses (¡cómo pasa el tiempo!), se me ha hecho virtualmente imposible recuperar el nivel de actividad física que tenía antes del embarazo.

Entre el trabajo, las cosas de la casa, mi hijo mayor, mi esposo y la bebé, escasamente tengo tiempo de encargarme de las comidas, mantener un mínimo de vida social y descansar un poco. ¿Tiempo para ir al gimnasio? Ni hablar… Y, siendo sincera, tampoco tengo la energía para hacerlo.

En estos últimos meses intenté muchas cosas para tratar de reintroducir el ejercicio en mi vida y recuperar mi estado físico pre-embarazo: levantarme media hora más temprano para ejercitarme en casa, tomarme hora y media a mediodía para ir al gimnasio, o hacer algo de ejercicio en la noche, luego de que la beba se ha dormido. Pero siempre el cansancio me ganaba la carrera, hasta que descubrí lo que voy a contarte ahora.

Así que, si tú también te has visto en la dificultad de ponerte en forma luego del embarazo, te tengo una buena noticia: existe una manera en que puedes comenzar a mejorar tu estado físico, de inmediato y sin modificar tu rutina.

posparto en form

ACTIVIDADES DIARIAS COMO EJERCICIO
A menos que seas una piedra echada en un sofá todo el día sin moverte ni respirar (poco probable puesto que estás leyendo esto), cada día y a cada momento estás realizando ciertas actividades que constituyen esfuerzo físico:

  • Tareas de limpieza del hogar como lavar la vajilla, barrer o limpiar el piso, lavar las ventanas, hacer las camas, mover muebles, cocinar, etc.
  • Subir y bajar escaleras, ya sea en casa, en el trabajo, o en la calle (como imaginarás, los ascensores y las escaleras eléctricas no cuentan 😉 ).
  • Caminar, incluso si se trata de un paseo, caminar mientras haces las compras en el supermercado, o moverte un poco al hablar por teléfono.
  • Hacer actividades recreativas, como montar bici, jugar cualquier tipo de deporte (¡incluso los de videojuegos!), pasear a tus mascotas, saltar la cuerda, nadar, patinar, y todos los juegos que haces con tus hijos, en casa o en el parque.
  • ¡Hasta hacer el amor es una forma excelente de ejercicio!

Como ves, el secreto está en pasar sentada la menor parte del tiempo. Ten esto en mente y verás lo fácil que es ir agregando minutos y minutos de actividad física a tu vida sin que signifique prácticamente ningún esfuerzo extra.

Síguenos para más contenido

Youtube
Página: 1 2 3