Posesión espiritual: Todo lo que debes saber para reconocerla y evitarla

blank
blank

  • Giovana Aispuro, coach intuitiva de vida, revela las diferencias entre una posesión espiritual y una depresión.
  • Descubre los signos que delatan la presencia de un espíritu dañino.
  • Te explicamos cómo hace una limpieza energética en tu hogar.

¿Cuál es la diferencia entre una posesión espiritual y una depresión? Primero que nada, en estos casos hay que evitar la sugestión. El 90 % de la veces lo que trae el consultante es una depresión. La depresión es un trastorno emocional, que implica problemas de conducta, de pensamiento, pero ha sido debido a que no ha podido darle respuesta a muchas situaciones en su vida, por lo tanto la persona empieza a tener problemas en su estado de ánimo.

Por otro lado, un pequeño número de casos responde a esa situación donde alguien está “trabajado”; es decir, que una posesión o intervención espiritual de una energía ajena a mí está controlando mi conducta. Como ya sabemos, en la iglesia católica hay autoridades tremendamente preparadas para resolver y ayudar en estos casos.

blank

Foto: Shutterstock

Aunque es complicado determinar cuando se trata de una depresión y cuando de una posesión, lo primero que hay que hacer cuando una persona está viviendo una situación fuera de lo normal, especialmente si se trata de nuestros hijos, es llevarlos a un doctor, para descartar cualquier problema médico.

Posteriormente, es oportuno reforzar la espiritualidad y la fe.

Cuando las personas, especialmente los más jóvenes, empiezan a jugar la ‘ouija’ o a manipular el tarot, abren portales, dimensionales que por donde entra el espíritu que están invocando pero la historia no suele terminar ahí, ya que el portal queda abierto y por allí entran y salen, drenando la energía de las personas.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank