Policías hieren a balazos a un hombre que confundieron con un ladrón


Dos policías hispanos en Corpus Christi, Texas, han sido separados de sus cargos luego de que un hombre resultó herido de gravedad por balazos de los oficiales que lo confundieron con un ladrón.

El martes 26 de marzo, a las 4:30 de la tarde, los oficiales Gilbert Cantú y Jacqueline Deleón del Departamento de Policía de Corpus Christi (CCPD, por sus siglas en inglés) recibieron la orden de presentarse en la tienda de conveniencia Hi-Ho en el 3948 Baldwin Street en el norte de la ciudad y en donde se acababa de perpetrar un robo a mano armada por dos hombres descritos como hispanos.

Los oficiales Deleón y Cantú. Foto: Departamento de Policía de Corpus Christi

Al llegar al lugar, los dos agentes recibieron la descripción de los sospechosos, según se desprende del reporte oficial consultado por MundoHispánico, y comenzaron a patrullar en las calles aledañas buscándolos, ya que habían escapado corriendo.

TE PUEDE INTERESAR: Maribel Guardia le hace competencia a JLo en bikini (FOTOS)

De repente, frente al 200 Torreón Street, los dos agentes vieron a un hombre parado y que coincidía en ropa y apariencia con la descripción de uno de los sospechosos. Los agentes le ordenaron que se detuviera pero el hombre no hizo caso. Le volvieron a dar la orden y, cuando se dio cuenta que los gritos eran hacia él, se giró para ver qué querían los policías. Los agentes aseguraron que vieron en la mano del hombre un arma y, temiendo por su seguridad, le dispararon.

Richard Salazar, de 23 años, cayó en la calle malherido por los balazos. El hombre era un vecino de la misma Torreón Street y estaba en su casa hasta que escuchó las sirenas de la policía y salió a ver qué sucedía con el barullo. En la mano no llevaba un arma, sino un encendedor negro que los oficiales confundieron con la cacha de una pistola.

Salazar no tenía nada que ver con el robo y fue llevado de emergencia a un hospital, donde los médicos, hasta el momento de escribir esta historia, luchaban por salvarle los órganos que quedaron muy dañados por los tiros. Una de las balas está alojada muy cerca de la espina dorsal y pone en riesgo su capacidad para caminar.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+