Policías de California abaten a la actriz hispana Vanessa Márquez (FOTOS)

La actriz de origen hispano Vanessa Márquez fue abatida por la Policía de South Pasadena el jueves pasado en su propio departamento, donde los oficiales habían respondido al llamado del propietario.

Y es que el propietario del departamento estaba preocupado por el bienestar de la actriz, mejor conocida por su papel de la enfermera Wendy Goldman, en la serie de televisión ER de NBC, quien aparentemente padecía una enfermedad mental.

 

 

Menos de dos horas después, Márquez, de 49 años, murió a manos de los oficiales, quienes dijeron que ella había tomado lo que resultó ser una pistola de aire comprimido.

 

TE PUEDE INTERESAR: Angélica Rivera genera alarma por lo que le sucedió en el brazo (FOTO)

 

Su muerte ahora está siendo investigada por el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles.

Cuando los agentes llegaron a su apartamento en Fremont Avenue, Márquez estaba teniendo un ataque, según el teniente Joe Mendoza.

Los oficiales y un médico de salud mental del condado hablaron con Márquez por más de 90 minutos, en un esfuerzo por convencerla de que aceptara ayuda médica.

La policía dijo que ella “no cooperaba”, que podía estar sufriendo problemas de salud mental y que parecía no poder cuidarse sola.

 

 

Mientras hablaban, Márquez agarró lo que los oficiales creían que era una pistola semiautomática y se las apuntó, dijo Mendoza.

Dos oficiales le dispararon y la golpearon al menos una vez en el torso, dijo Mendoza. Entonces, Márquez fue llevada a un hospital, donde la declararon muerta.

Los oficiales recuperaron un arma después del tiroteo y determinaron que era una pistola de aire comprimido que tenía la apariencia de una pistola, dijo Mendoza.

Márquez fue mejor conocida por su papel recurrente como la enfermera Wendy Goldman, en el popular drama médico “ER”, que permaneció durante 15 temporadas hasta 2009. Márquez apareció en el programa de 1994 a 1997.

También protagonizó a la estudiante Ana Delgado en la película de 1988 “Stand and Deliver”, que cuenta la historia del maestro de matemáticas del Este de Los Ángeles, Jaime Escalante.

 

 

Las reacciones en Twitter por el desafortunado acontecimiento no se hicieron esperar: “Qué pena, al parecer tenía un trastorno mental”, “quién podría predecir que esa arma era de juguete”, “resultado de la vida violenta que estamos pasando”, “nunca apunte un arma cargada o descargada a objetivos a los cuales no piense disparar, incluyendo juguetes”.

Aunque no faltó quien considerara el hecho como un acto de abuso policial: “No se cansan de matar gente los policías en Estados Unidos, tienen licencia para matar”, “esos militares son psicópatas asesinos, están formados para eso”.

 

Con información de The Associated Press

 

[anvplayer video=”4473492″ station=”CMG MundoHispanico”]

Search

+