Policía pierde la evidencia que incriminaba a un asaltante sexual hispano

  • Asaltante sexual: Enrique Palomino-Ayala, de 32 años, está acusado de haber abusado sexualmente de una niña de 4 años en Santa Fe, Nuevo México, pero podría salir libre por un descuido de la policía.
  • Presuntamente, el agente Paul Ytuarte, ex oficial del Departamento de Policía de Santa Fe, perdió las muestras forenses que vinculaban al sospechoso con el abuso sexual a la niña.
  • Alan Webber, alcalde de Santa Fe, reveló el nombre del oficial Ytuarte como el presunto responsable de manejar todas las evidencias en contra de Palomino-Ayala y quien ahora tal vez quede libre por eso.

El Departamento de Policía de Santa Fe perdió las pruebas forenses que vinculan a un hispano con el asalto sexual de una niña.

Alan Webber, alcalde de Santa Fe, Nuevo México, aseguró en un comunicado enviado a MundoHispánico que el policía Paul Ytuarte, exdetective del Departamento de Policía de la ciudad (SFPD, por sus siglas en inglés), es el presunto responsable de haber perdido los exámenes forenses de ácido desoxirribonucleico (ADN) que relacionan al hispano Enrique Palomino-Loya con el abuso sexual de una niña en un caso ocurrido en mayo de 2018.

El presunto error del oficial Ytuarte podría provocar que Palomino-Loya salga de prisión ya que, aunque su juicio está pendiente, el caso puede ser desechado por el juez pues ahora no hay manera científica de probar que él es responsable de haber atacado a la menor.

A Palomino-Loya se le liberaría por falta de pruebas, un tecnicismo legal, ya que las autoridades no tienen la evidencia que demuestra que es culpable.

“La pérdida por parte del detective Paul Ytuarte, ya retirado, de un conjunto de pruebas de la violación contra una niña inocente de 4 años es totalmente inaceptable”, aseguró Webber y añadió que su corazón “está con ella y su madre, quienes hicieron todo bien al denunciar este caso, y no solo se merecen nuestro apoyo, sino que merecen justicia y el SFPD ahora hará todo lo posible para ayudar a los fiscales para tener un juicio exitoso”.

De acuerdo a los documentos del caso, consultados por MundoHispánico, en mayo de 2018 agentes del SFPD recibieron una llamada luego de que una enfermera escolar reportó que una niña de 4 años había sido agredida sexualmente.

Por discreción no se revelará el nombre de la pequeña, ni el de su familia, ni la escuela en la que ocurrieron los hechos en Santa Fe en el norte de Nuevo México.

Los agentes del SFPD entrevistaron a la madre de la menor, quien les confirmó la historia de abuso sexual contra su hija y la pequeña señaló a Enrique Palomino-Loya, de 32 años, como el presunto responsable.

Cuando los oficiales recibieron el señalamiento directo en contra de Palomino-Loya, lo buscaron y le pidieron que se reuniera con ellos para hacerle una entrevista.

Sin embargo, los oficiales no le revelaron para qué querían entrevistarlo. Uno de los agentes que participó en esa investigación fue el detective Paul Ytuarte.

Palomino-Loya les dijo a los oficiales, en una conversación telefónica, que aceptaba encontrarse con ellos cuando saliera de su trabajo y los citó en su casa.

Abuso sexual en Santa Fe

Enrique Palomino-Loya, de 32 años, enfrenta cinco cargos de abuso sexual continuado en contra de una niña de 4 años de edad. (Foto: Cortesía de la Oficina del Alguacil del Condado de Santa Fe)

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+