ÚLTIMA HORA: Policía de Nueva York en alerta tras reportes de nuevo paquete sospechoso

Las autoridades en Nueva York están en alerta tras recibir la mañana del jueves informes de un paquete sospechoso.

Hasta el momento se desconoce si el reporte está vinculado al envío de explosivos a importantes figuras demócratas, incluido el expresidente Barack Obama y la ex candidata presidencial Hillary Clinton.

El Departamento de Policía de Nueva York dijo el jueves que el reporte apuntaba al vecindario Tribeca en Manhattan.

RELACIONADO: Alerta en sede de CNN en Atlanta ante posible actividad sospechosa

Un equipo antibomba se desplazaba en caravana la mañana del jueves por la ciudad luego de salir del vecindario.

Más sobre el envío de bombas a demócratas

Una serie de bombas caseras enviadas por correo a Hillary Clinton, al expresidente Barack Obama, a otros prominentes demócratas y al canal de noticias CNN, fueron interceptadas el miércoles sin ocasionar daños físicos en un día lleno de ansiedad que agravó las tensiones políticas y miedos dos semanas antes de las elecciones de mitad de periodo en Estados Unidos.

Ninguna de las bombas detonó, y las autoridades se las llevaron para revisarlas y desecharlas.

La primera bomba rudimentaria que fue encontrada había sido enviada el lunes a la casa de George Soros en Nueva York, el filántropo multimillonario que es uno de los principales contribuyentes a las causas de los demócratas. El FBI informó que otro paquete había sido enviado al exsecretario de Justicia Eric Holder, pero que terminó en la oficina de la representante demócrata Deborah Wasserman Schultz, ubicada en Florida, debido a que esa era la dirección del remitente.

Por la noche, el FBI informó que se habían interceptado otros dos paquetes con características similares que fueron enviados a la representante Maxine Waters.

Los blancos de los artefactos fueron algunas de las personalidades que han sido criticadas en repetidas ocasiones por el presidente Donald Trump, quien sigue atacando a Clinton durante mítines mientras sus simpatizantes corean “enciérrenla”, dos años después de que la venció en las urnas y a pesar de que ella se ha apartado de la escena política.

Trump acusa a Soros de financiar protestas y describe a los canales de noticias como CNN como medios de “noticas falsas”.

En un mitin de campaña en Wisconsin, el presidente tomó una postura más relajada.

“Hay que llevarnos bien”, dijo Trump. “Por cierto, ¿ya vieron lo bien que me estoy portando esta noche? ¿Habían visto algo así?”.

Los ataques se apoderaron de la atención de la prensa en un entorno político que ya era tenso y que podría reconfigurar el Congreso y servir como un referendo sobre los dos primeros años de la presidencia de Trump.

ES TENDENCIA:

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+