Policía hispano saquea el Home Depot que debía proteger

  • Policía hispano: Joseph Bobadilla, de la Oficina del Alguacil del condado de Dallas, debía cuidar una tienda Home Depot dañada por un tornado, pero en lugar de eso fue él quien supuestamente la saqueó.
  • El oficial sacó varios productos que luego intercambió en otra tienda de la misma cadena y además compartió las ganancias con su sargento superior, Rebecca Evans, quien también fue detenida.
  • Bobadilla comenzó, paradójicamente, su carrera como guardia de prisiones en Dallas y es justo ahí en donde podría terminarla en caso de que un juez lo declare culpable.

El policía hispano Joseph Bobadilla de la Oficina del Alguacil del Condado de Dallas (DCSO, por sus siglas en inglés) fue detenido por saquear un Home Depot destruido por un tornado.

Bobadilla, de 25 años, fue detenido junto a la sargento Rebecca Evans, de 41 años, porque como su superior ella se enteró de lo que hacía el muchacho y se lo permitió, y además, participó en las ganancias.

De acuerdo con los documentos legales del caso, un tornado golpeó el norte de Texas el miércoles 20 de noviembre. La oficina del DCSO dispuso que algunos agentes custodiaran los negocios que estaban destruidos por el meteoro y que arrasó todo a su paso.

Al oficial Bobadilla se le asignó que trabajara en un Home Depot. Sin embargo, cuando su tiempo con la corporación terminó, el hombre fue contratado por la propia tienda para que siguiera custodiando el lugar al noroeste del área metropolitana de Dallas.

La sargento Evans estuvo informada todo el tiempo de lo que estaba haciendo su subordinado y después ella también se sumó a las supuestas labores de vigilancia en el Home Depot para evitar que fuera saqueado, pues todo el sistema de seguridad, puertas y rejas, estaba dañado por el viento.

Sin embargo, en algún momento durante su labor de vigilancia, el oficial Bobadilla aprovechó para sacar varios electrodomésticos de la tienda y llevárselos en su camioneta aprovechando la destrucción del lugar ubicado en el 11468 Grisson Lane.

En la orden de arresto de Bobadilla se detalla que luego de que sacó los electrodomésticos fue a otra tienda Home Depot, cuando ya había terminando su turno, y los cambió por crédito y otros productos.

Luego fue con su sargento Evans y le compartió las ganancias, según explicó Raúl Reyna, vocero del DCSO, a MundoHispánico en Houston. Sin embargo, no dio más detalles, pues explicó que la investigación continúa abierta.

De acuerdo con la investigación, el policía hispano se quedó con 2,500 dólares de ganancia en los productos y la mujer presuntamente con 750 dólares.

Home Depot detectó que sus electrodomésticos robados habían sido intercambiados en otra tienda y comenzaron a rastrear quién había hecho el reclamo y luego, además, pedido un supuesto reembolso a su tarjeta de crédito.

En los videos de las cámaras de seguridad de la tienda en la que se hizo el reclamo se reveló la identidad del policía hispano Bobadilla cuando hizo la transacción fraudulenta.

La tienda informó entonces a las autoridades del DCSO y la corporación empezó una investigación interna que sorprendió a los propios compañeros del oficial acusado de robo.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+