Texas: Policía hispano es detenido por el abuso sexual de una adolescente

  • Abuso sexual: El policía Andrew Guerra, de la Oficina del Alguacil del Condado de Bexar en San Antonio, fue detenido por el abuso sexual de una adolescente de 16 años.
  • Según la víctima, Guerra comenzó a tocarla de forma inapropiada desde que tenía 16 años hasta que en enero de 2019 la invitó a dormir en su casa y, en medio de la noche, la atacó bajándole la ropa interior.
  • Guerra estuvo bajo investigación de sus propios colegas de la División de Asuntos Internos hasta que lo detuvieron el jueves 20 de febrero y lo llevaron a la cárcel del condado, pero salió bajo fianza.

Texas. Andrew Guerra, policía en San Antonio, Texas, fue detenido por abuso sexual en un caso que llevaba un año de investigación.

Guerra, de 40 años de edad, fue detenido el jueves 20 de febrero por sus propios compañeros de la Oficina del Alguacil del Condado de Bexar (BCSO, por sus siglas en inglés), en San Antonio, por el cargo grave de abuso sexual agravado en contra de una adolescente y de manera continua durante varios años.

La investigación en contra de Guerra la comenzó la División de Asuntos Internos del BCSO luego de que el domingo 20 de enero de 2019, según revelan los documentos del caso consultados por MundoHispánico, una madre de familia se presentó en la sede de la corporación para presentar una denuncia en contra de uno de sus agentes.

En su reporte, la madre le contó a los oficiales de la División de Asuntos Internos que su hija de 16 años había pasado el fin de semana en la casa de Guerra junto con otras dos adolescentes.

No está detallado en la investigación cómo es que la chica conocía a Guerra y por qué fue a su casa con otras dos muchachas.

Algunos documentos del caso no están disponibles para consulta pública. El nombre de la víctima no está en los documentos públicos para proteger su identidad como menor de edad.

La muchacha le contó a su madre que en la casa de Guerra el policía había abusado sexualmente de ella. Enseguida le reveló que conocía a Guerra desde noviembre de 2017 y ya entonces había comenzado a abusar sexualmente de ella con tocamientos impropios.

En su investigación, los detectives de la División de Asuntos Internos descubrieron, al entrevistar a la chica, que su compañero Guerra presuntamente había empezado a tocar a la menor desde que tenía 13 años y las cosas escalaron de ahí hasta los presuntos abusos sexuales ocurridos en enero del año pasado.

Cuando la chica se quedó en casa de Guerra, el hombre le dijo que debía dormir con él en su cama porque no tenía suficientes cobijas para repartir entre todas las jóvenes visitantes que estaban en otros cuartos.

La chica asustada accedió. En medio de la noche, la muchacha despertó cuando Guerra la tocaba y le bajaba la ropa interior antes de atacarla sexualmente.

Al escuchar la historia, los agentes le pidieron a los superiores de Guerra que pusieran al oficial en tareas administrativas, con cualquier pretexto, mientras continuaban investigándolo por el abuso sexual.

El 22 de enero de 2019, Guerra comenzó labores de oficina pero sin saber que sus propios compañeros de la División de Asuntos Internos lo investigaban de cerca junto a los oficiales de la División de Delitos Sexuales del BCSO.

Andrew Guerra, de 40 años de edad, tenía 17 años como policía de patrullas en San Antonio y su hoja de servicio estaba limpia hasta que fue acusado de abuso sexual de una menor de edad. (Foto: Oficina del Alguacil del Condado de Bexar)

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+