Plan secreto de Trump para deportar mexicanos más rápido

  • La administración de Donald Trump ha implementado el programa llamado Proceso de Revisión del Asilo Humanitario (HARP) que afecta a los solicitantes de asilo mexicanos en El Paso, frontera cerca de Texas.
  • Este plan acorta el tiempo en el que estos inmigrantes están bajo custodia del gobierno federal y así, acelerar su proceso de deportación.
  • Con este programa, los solicitantes se someterán en 48 horas a la entrevista con los funcionarios del USCIS.

La administración Trump ha puesto en marcha en Texas el Proceso de Revisión de Asilo Humanitario (HARP) para acelerar los procesos de petición de asilo y deportación en caso de que sea denegada la primera, este es el plan secreto de Trump.

Según  documentos de la administración, obtenidos por Buzz- Feed News, el objetivo principal de este programa son los mexicanos que están en El Paso, buscan asilo en Estados Unidos y fueron puestos bajo custodia de la Patrulla Fronteriza.

Plan secreto de Trump

MH archivos

Con el Proceso de Revisión del Asilo Humanitario (HARP), los inmigrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza, tendrán una entrevista con las autoridades migratorias en las primeras 48 horas de su detención.

En ese momento es que los inmigrantes deben probar ante los funcionarios de USCIS que corren peligro real en sus países de origen. Para presentar su caso apropiadamente, podrán consultar con abogados que los ayuden a preparar sus casos.

En el caso de que la solicitud de asilo sea rechazada, aún podrán apelar la decisión a través de una llamada telefónica con un juez.

El presidente Trump intenta probar políticas que evalúen y desechen solicitudes de asilo lo más rápido posible. Otra prueba de ellos es el programa “Quédate en México” que fustiga a los inmigrantes con una espera larguísima del otro lado de la fronterea, en México, hasta que tienen su cita ante un tribunal migratorio.

Otro “palo en la rueda” de los inmigrantes es el intento de negar asilo a quien lo pida si, primero, no lo ha pedido en países de tránsito por los que se haya pasado para llegar a México.

Esta nueva medida, aunada con la dificultad que tienen muchos inmigrantes para comunicarse con los abogados, resulta en que pasar la entrevista para la petición de asilo se convierta en poco menos que una quimera.

“Es imposible para cualquiera tener acceso a un abogado dentro de un plazo de 48 horas y esa es la completa intención del proyecto”, dijo Taylor Levy, abogada migratoria en El Paso.

¿Qué opinas del plan secreto de Trump?

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+