Gobierno de Trump hace público plan para negar visas y residencias a inmigrantes (VIDEO)

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Un controversial plan de la administración del presidente Donald Trump que podría negar visas y residencias permanentes a los inmigrantes que han recibido algunos beneficios públicos está un paso más cerca de convertirse en realidad, aunque ahora el público tiene la oportunidad de participar y dar su opinión sobre la medida, reportó ABC7.

El proyecto se publicó en el Registro Federal el miércoles, con lo que inició un plazo de 60 días para que las personas envíen comentarios.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) está obligado por ley a revisar los comentarios y abordar los sustanciales antes de emitir una regla final.

Si la regla no se modifica, y sobrevive a los desafíos legales que se esperan ampliamente, podría marcar un cambio radical que permitirá que muchos más inmigrantes sean rechazados a la hora de buscar una estadía permanente en el país o que se vean forzados a elegir renunciar a los beneficios que ellos o miembros de la familia serían elegibles para recibir, indicó ABC7.

RELACIONADO: Nueva definición de “carga pública” del gobierno de Trump afectará a inmigrantes

La propuesta ampliaría la definición de la disposición de “carga público”, un concepto que se remonta al menos a la Ley de Inmigración de 1882 y se define como alguien que es “principalmente dependiente” de la asistencia del gobierno, lo que significa que obtiene más de la mitad de sus ingresos de la Administración.

Pero solo contaba con beneficios en efectivo, como la Asistencia Temporal para Familias Necesitadas o el Ingreso de Seguridad Suplementario del Seguro Social.

La norma propuesta, anunciada en septiembre, ampliaría el concepto de carga público para incluir beneficios más utilizados, como Medicaid, cupones de alimentos, asistencia para vivienda y el subsidio de medicamentos de Medicare para personas mayores de bajos ingresos.

También expandiría enormemente lo que se considera una “carga público” a cualquier persona que acepte los beneficios que sean equivalentes a al menos el 15 por ciento de las pautas federales de pobreza. Bajo los niveles actuales, eso equivaldría a aproximadamente 1,800 dólares al año, o 150 dólares al mes en asistencia, indicó ABC7.

TE PUEDE INTERESAR: Más de 13 mil inmigrantes serían deportados tras investigación de USCIS

El martes, más de 20 demócratas del Senado firmaron una carta instando a la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, a retirar la propuesta.

“Bajo la ley actual, los inmigrantes ya están obligados a demostrar que no serán una carga para nuestro país; deben demostrar que cuentan con medios financieros adecuados y no pueden depender de la asistencia en efectivo del gobierno”, escribieron los senadores. “Si esta regla entra en vigencia, las familias trabajadoras intentarán llegar a fin de mes con menos, lastimando a los niños, por la única razón de promover la agenda antiinmigrante de esta administración”.

ES TENDENCIA:

Polémica propuesta

La norma cambiaría por completo la manera en que el gobierno define a un inmigrante, ya que si lo considera una “carga pública”, es decir, alguien que podría depender de servicios gubernamentales como Medicaid o ‘Food Stamps’, le negaría la permanencia en el país.

La regla propuesta está en sintonía con el discurso del presidente Trump, quien ha promocionado lo que llama un sistema de inmigración basado en el mérito, el cual exigiría que los inmigrantes dominen el idioma inglés, tengan un alto nivel educativo y cuenten con fuertes ingresos.

Un sistema de esa naturaleza afectaría a los solicitantes con menor grado de estudios y bajos recursos, que son la gran mayoría de los inmigrantes que actualmente se encuentran en el país, quienes huyen de sus naciones de origen precisamente por no tener condiciones ni oportunidades para una vida mejor.

ES TENDENCIA:

La propuesta, conocida como regla de la “carga pública”, se aplicaría por igual aquellos que buscan venir a Estados Unidos por primera vez y a quienes ya están aquí y desean extender su estadía.

De acuerdo con la regulación, incluso si los inmigrantes decidieran no utilizar los beneficios públicos para los que serían elegibles, el gobierno podría concluir que es probable que lo hagan “en cualquier momento en el futuro” y rechazar sus solicitudes.

“Esta regla propuesta implementará una ley aprobada por el Congreso con la intención de promover la autosuficiencia de los inmigrantes y proteger los recursos limitados, al garantizar que no sean una carga para los contribuyentes estadounidenses”, dijo la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS , por sus siglas en inglés), Kirstjen Nielsen.

ES TENDENCIA:

Por el contrario, grupos defensores de los derechos de los inmigrantes aseguran que la norma discriminará a quienes vienen de los países más pobres, mantendrá separadas a las familias e impulsará a los residentes legales a renunciar a la ayuda pública necesaria, lo que también podría afectar a sus hijos, aun cuando ya sean ciudadanos estadounidenses.

“(La regla) reformaría radicalmente nuestro sistema legal de inmigración, colocando a los ricos al frente de la fila, por delante de las familias trabajadoras que han esperado años para reunirse”, escribió una coalición de más de 1,100 grupos de defensa de la comunidad en un comunicado.

Estados Unidos ya no sería más un faro para los soñadores y luchadores del mundo. En su lugar, las puertas de Estados Unidos estarían abiertas solo para el mejor postor”, acusaron.

ES TENDENCIA:

Si bien el concepto de “carga pública” data al menos de la Ley de Inmigración de 1882, las regulaciones vigentes, establecidas en 1996, la aplican para alguien que es “principalmente dependiente” de la asistencia del gobierno, es decir, que recibe más de la mitad de sus ingresos a través de programas gubernamentales y solo con beneficios en efectivo.

ES TENDENCIA:

Regresar al Inicio