Piloto logra aterrizaje después de que puerta se abriera en pleno vuelo

Lo que parecía ser un vuelo tranquilo, pronto se transformó en un paseo de pesadilla para Steven LeVan y su esposa.

La pareja sufrió un incidente en pleno vuelo que les obligó a realizar un aterrizaje de emergencia en Membury, Berkshire.

  • Steven LeVan sufrió el peor susto de su vida al verse obligado a realizar un aterrizaje de emergencia a tan solo 15 min. de haber despegado
  • La aeronave modelo Mooney M20K, con capacidad para cuatro pasajeros, transportaba a LeVan y a su esposa
  • El fallo se presentó a 2.100 pies de altura y se debió a un desperfecto que ocasionó la apertura de una puerta de la aeronave en pleno vuelo

Cuando Steven LeVan despegó de Charlton Park nunca pensó que su paseo podría terminar en tragedia.

A bordo de una aeronave modelo Mooney M20K, LeVan y su esposa decidieron volar con destino a Fairoaks, Reino Unido.

Sin embargo, ambos vivieron momentos de angustia cuando la aeronave con capacidad para cuatro personas sufrió un desperfecto que obligó al piloto, de 28 años, a realizar una maniobra para aterrizar a tan solo unos minutos de haber despegado.

En los momentos iniciales del vuelo, la puerta de la aeronave sufrió un desperfecto que hizo que colapsaran los controles de vuelo. En un video recuperado del incidente, se muestra cómo el pequeño avión intenta aterrizar en Membury, Berkshire.

Aunque el aterrizaje fue accidentado, LeVan y su esposa lograron salir ilesos del percance.

Todo comenzó cuando una puerta de la aeronave se desprendió de esta y obstruyó el movimiento de los controles de vuelo; el incidente, asegura LeVan, ocasionó un duro impacto para ambos pasajeros.

El piloto comentó a los medios que ‘El video lo explica todo. Fuimos muy afortunados de encontrarnos tan cerca de Membury’.

Además, añadió que ‘Tuvimos que aceptar un descenso de 300 pies por minuto. Creo que la aeronave nos salvó porque es un artefacto muy fuerte.”

Aunque el aterrizaje fue exitoso, este no fue casualidad: LeVan es un experimentado piloto que cuenta con más de 200 horas de vuelo, hecho que le permitió crear patrones de pensamiento para generar estrategias de aterrizaje.

El desperfecto se generó a los quince minutos de vuelo, cuando el compartimiento de equipaje de la avioneta se abrió y se separó de las bisagras, colocando a la gran pieza de metal en una posición que restringió de manera parcial el movimiento de los controles de vuelo.

El destino final de la pareja era Fairoaks, Reino Unido, y ambos se encontraban en su segundo vuelo del día.

Según los reportes, el incidente se registró cuando la aeronave se encontraba a 2.100 pies de altura, pero uno de los momentos de mayor tensión ocurrió cuando el avión comenzó a inclinarse cada vez más hacia su derecha, justo cuando LeVan se preparaba para realizar las maniobras de aterrizaje y poner fin al peor vuelo de su vida.

La experiencia y las horas de vuelo del piloto le sirvieron para guardar la calma y la compostura, así como para recuperar el control total de la aeronave.

En el proceso, alcanzó a emitir una declaración de emergencia; después de concretar el aterrizaje, los pasajeros descendieron de la avioneta para inspeccionar los daños materiales ocasionados por el incidente.

Afortunadamente, todo quedó en un susto para LeVan y su pareja, quienes compartieron a los medios las imágenes de video capturadas durante el vuelo; a partir de estas, se espera que en futuros vuelos los pilotos tengan una representación visual de cómo reaccionar en un caso similar.

Foto: Shutterstock

Los contratiempos en vuelos privados y comerciales son comunes: Descubre qué pasa cuando un iPhone cae de un avión en pleno vuelo

Los accidentes aéreos son poco comunes; sin embargo, esto no quiere decir que todos los vuelos despeguen y aterricen sin incidentes.

Hace algunas semanas, se reportó el caso del cineasta Ernesto Galiotto, quien era pasajero de un avión pequeño con destino a una playa de Brasil.

Durante el vuelo, el hombre sufrió un percance: sin querer, dejó caer al vacío un iPhone 6s mientras realizaba algunas tomas.

Por un descuido, Galiotto pudo comprobar que el iPhone cuenta con una resistencia mucho mayor a la que alguna vez imaginó.

El vuelo que llevaba al cineasta transcurrió sin incidentes mecánicos, pero en un momento Galiotto vio cómo su teléfono móvil caía al vacío desde una altura de más de 2,000 pies.

De acuerdo con los reportes, al finalizar el vuelo, Galiotto abrió la aplicación Find My Phone para intentar rastrear el paradero final del iPhone.

En declaraciones posteriores, aseguró que “Tenía fe en que iba a recuperar el teléfono. Pensé: Si no cayó al agua, lo vamos a encontrar.”

Por su parte, un amigo del cineasta, Victor de Oliveira Tostes, quien no confirmó si se encontraba en el vuelo, confirmó que: “Caminamos alrededor de cinco minutos hasta que nos acercamos al teléfono. Estaba dentro de una región arenosa, con la pantalla mirando hacia abajo. La luz del sol se reflejaba en la cubierta, y pronto pude identificarlo en el medio de la arena.”

Una clara señal de alivio fue el aliciente que Galiotto necesitaba, ya que al encontrar el iPhone, este lucía casi intacto, únicamente con algunas abolladuras en la pantalla.

Gracias a la recuperación del aparato, el cineasta pudo recuperar al menos una hora de imágenes recopiladas durante el vuelo, pero los expertos afirman que la utilidad de este incidente va más allá, ya que, consideran, este tipo de percances pueden ayudar a Apple a demostrar la capacidad de resistencia de sus dispositivos.

Foto: Shutterstock