Pentágono invierte fondos para luchar contra el Covid-19 en armamento

Este martes, revelaron que el Pentágono utilizó fondos que originalmente eran para luchar contra el Covid-19 en armamento militar.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: Shutterstock / Video: MH
  • El Pentágono destinó dinero que era para luchar contra el Covid-19 en armamento
  • Los fondos eran parte de la llamada “Ley Cares” que habilitó fondos para adquirir o fabricar material para protección y para prevenir la propagación del coronavirus
  • El Pentágono adjudicó a contratistas de defensa centenares de millones de dólares para proyectos que poco o nada tenían que ver con la lucha contra la pandemia

Este martes, revelaron que el Pentágono utilizó fondos que originalmente eran para luchar contra el Covid-19 en armamento militar.

El Pentágono destinó fondos de una partida de 1,000 millones de dólares destinada a adquirir equipamiento médico, de protección o tests para combatir a la pandemia de COVID-19 a contratistas de defensa que utilizaron los fondos para la construcción de aviones, barcos, chalecos antibala o uniformes, informó este martes el diario The Washington Post.

Los fondos eran parte de la llamada “Ley Cares” que habilitó fondos para adquirir o fabricar material para protección y para prevenir la expansión de la pandemia.

Los fondos del Pentágono, el mayor empleador público de Estados Unidos, estaban destinados a “prevenir, prepararse y responder al coronavirus”, pero el Departamento de Defensa, que encabeza Mark Esper, comenzó a dedicar esos recursos a cubrir deficiencias que consideraba que tenía en material bélico casi inmediatamente.

Según los datos y testimonios revisados por el diario, el Pentágono adjudicó a contratistas de defensa centenares de millones de dólares para proyectos que poco o nada tenían que ver con la lucha contra la pandemia, ya que los equipos legales del Departamento de Defensa determinaron que era posible.

Foto: Twitter

Pentágono invierte fondos para luchar contra el Covid-19 en armamento

Unos 183 millones de dólares se adjudicaron al fabricante de motores de aviación Rolls Royce y a ArcelorMittal, indispensable para mantener la industria naval militar y sus astilleros.

Decenas de millones de dólares se destinaron a satélites, drones o tecnología de vigilancia espacial; 80 millones se adjudicaron a una empresa aeronáutica de Kansas que estaba en problemas por los fallos del Boeing 737 Max y la falta de demanda de transporte aéreo.

Asimismo, se destinaron 75 millones de dólares a subsidiarias de General Electric o se aprobaron gastos por partidas relativamente pequeñas, como los 2 millones de dólares que se destinaron a tela para uniformes.

Legisladores demócratas han pedido abrir una investigación sobre unos gastos que consideran “inaceptables”.

Las informaciones sobre el uso de los fondos, que son pequeños comparados con el faraónico presupuesto de defensa estadounidense de más de 686,000 millones de dólares, se conocen cuando sigue habiendo escasez entre los empleados de la salud de máscaras N95 y mientras algunos estados han solicitado ayuda para distribuir la posible vacuna.

El presidente responde a amenaza de impeachment y dice que nominará a una jueza el viernes o sábado

El presidente Donald Trump respondió a amenaza de impeachment hecha por la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi en una entrevista a Fox.

Trump afirmó el lunes a Fox que ganaría las elecciones presidenciales si Pelosi realmente intentaba usar el impeachment como una opción para bloquear a su eventual candidato a la Corte Suprema, de ser confirmado en el asiento vacante por la difunta juez Ruth Bader Ginsburg.

Durante el fin de semana, después de que se anunciara que Ginsburg había fallecido el viernes, el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell prometió que un candidato de Trump a la Corte Suprema para llenar su vacante “recibirá una votación en pleno del Senado de los Estados Unidos”.

En respuesta a las declaraciones de McConnell, Pelosi aseguró en una entrevista que no descartaría el impeachment como una opción para detener a un candidato de Trump si es confirmado para ocupar un banquillo en la Corte por el Senado.

Sin embargo, este lunes, el presidente dijo en una entrevista exclusiva a “Fox & Friends” que nominar un juez al alto tribunal es parte de su deber constitucional.

“Escuché que si (nomino), me van a acusar”, dijo Trump el lunes, durante una entrevista exclusiva con “Fox & Friends”.

Trump respondió a amenaza de impeachment y dice cuándo nominará

Para ver el VIDEO de las declaraciones de Trump, haz clic en la imagen

“Así que me están destituyendo por hacer lo que constitucionalmente tengo que hacer”, dijo. “Si hacen eso, ganaremos todas las elecciones”, aseguró el mandatario.

Ante amenza, Trump añadió que piensa que, si los demócratas de la Cámara de Estado siguen adelante con el impeachment de cualquier tipo, su propia popularidad aumentaría.

“Creo que ganaremos todas las elecciones”, dijo. “Creo que vamos a recuperar la Cámara, creo que vamos a ganar la Cámara de todos modos”.

Los comentarios del presidente vienen después de que Pelosi, en una entrevista en “This Week” de ABC News, fuera cuestionada por George Stephanopoulos sobre la posibilidad de usar el impeachment como una opción para evitar que el nominado por Trump ocupara el puesto vacante en la Corte Suprema.

“Tenemos nuestras opciones. Tenemos flechas en nuestro arsenal que no voy a discutir en este momento, pero el hecho es que tenemos un gran desafío en nuestro país”, dijo Pelosi. “Este presidente ha amenazado con no aceptar ni siquiera los resultados de las elecciones”.

Trump dijo este lunes que nominará a una nueva juez para el Tribunal Supremo este viernes o sábado, y que ha reducido su lista de candidatas a cinco, aunque no las identificó, informó EFE.

Durante una entrevista telefónica con la cadena Fox News, el presidente explicó que quiere esperar a que concluyan los funerales de la juez Ruth Bader Ginsburg, fallecida el pasado viernes a los 87 años, para anunciar quién quiere que la sustituya.

“Creo que será el viernes o el sábado, porque queremos mostrar nuestros respetos. Parece que tendremos servicios (fúnebres) el jueves o el viernes, por lo que tengo entendido, y creo que deberíamos esperar a que acaben, con todo el debido respeto a la juez Ginsburg”, afirmó el presidente.

Trump ya había adelantado que planeaba nominar a su candidata esta semana y que sería una mujer, y su decisión de retrasar el anuncio hasta el fin de semana reduce todavía más el calendario para confirmarla en el Senado antes de las elecciones del 3 de noviembre.

Archivada como: Pentágono invierte fondos para luchar contra el Covid-19 en armamento

La decisión de Trump de nominar de inmediato a una sustituta de Ginsburg ha generado polémica, porque la veterana jueza progresista dejó escrito, antes de morir, que su “deseo más ferviente” era “no ser reemplazada hasta que haya un nuevo presidente”, tras los comicios.

En 2016, cuando otra muerte dejó una vacante en el Supremo, el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, ignoró al sustituto que había elegido el entonces presidente Barack Obama y ni siquiera programó una votación al respecto, con el argumento de que no tenía sentido aprobarlo en un año electoral.

Sin embargo, esta vez McConnell sí se ha comprometido a someter a voto a la candidata que seleccione Trump, y para confirmarla, necesitaría una mayoría simple, por lo que los republicanos pueden permitirse perder hasta tres de los 53 escaños que ocupan en el Senado.

El mandatario confirmó este lunes que está considerando a cinco candidatas, y añadió: “Está bien elegirlas jóvenes, porque así están mucho tiempo” en ese cargo vitalicio.

La favorita en la lista de Trump es Amy Coney Barrett, una magistrada conservadora de apenas 48 años; seguida de la cubano-estadounidense Bárbara Lagoa, de 52; y de Allison Jones Rushing, de solo 38; además de una abogada de la Casa Blanca, Kate Todd; según fuentes cercanas al proceso de selección citadas por The New York Times.

Todas ellas se ajustan supuestamente a los criterios que Trump ha asegurado buscar en una juez, con el objetivo de ganarse el favor y los votos de la derecha cristiana: la oposición al aborto y la defensa férrea del derecho a portar armas.

Con información de EFE

Archivada como: Pentágono invierte fondos para luchar contra el Covid-19 en armamento

Continua artículo relacionado