Pelea a puñetazos entre jóvenes termina en tragedia para dos familias en Houston

blank
blank

Lo que iba a ser una pelea a puñetazos entre un grupo de muchachos en Houston terminó en tragedia. Dos jóvenes están muertos y otro en la cárcel ya enfrenta la pena de muerte. Un drama para dos familias hispanas.

Marlon Brandon Valdez, de 18 años, fue detenido por la División de Homicidios del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) y enfrenta cargos de homicidio capital por el asesinato de los hermanos Josué y Máximo Aguilar, de 18 y 20 años respectivamente, a quienes presuntamente mató con una rifle AR-15 semiautomático emboscado en una casa al este de Houston. Los muchachos se habían puesto de acuerdo para liarse a puñetazos y resolver viejas rencillas en su barrio.

El jueves 21 de febrero, a las 4:30 de la tarde, un grupo de muchachos se reunió frente al 12700 Eastbrook Drive, en el vecindario Northshore -este del área metropolitana- porque momentos antes decidieron que unas viejas diferencias que arrastraban por años debían solucionarse en una pelea campal. En un carro llegaron los hermanos Aguilar, junto a otros amigos, para enfrentarse al grupo que ya los esperaba.

TE PUEDE INTERESAR: Peso mexicano estable frente al dolar: cambio al 26 de febrero y por qué

Sin embargo, en cuanto los hermanos Aguilar y sus amigos llegaron al sitio convenido, comenzó a caer una lluvia de balas. Aquello, de acuerdo al reporte del HPD, desató un pandemónium en el barrio con chicos corriendo y peleando por todos lados, vecinos alarmados refugiados en sus casas y un gran despliegue de autoridades que hasta el mismo Arturo Acevedo, jefe de la policía, llegó al lugar para asistir a sus oficiales en la caótica emergencia.

“El cobarde que hizo esto más le vale que se entregue”, advirtió Acevedo, visiblemente alterado, en una improvisada conferencia de prensa mientras sus oficiales recorrían las calles del barrio buscando a quien había hecho los 30 disparos, por lo menos, según se detalla en la investigación consultada por MundoHispánico en Houston.

Tres muchachos y una muchacha quedaron heridos en el lugar y fueron transportados de emergencia a hospitales cercanos. Sin embargo, los hermanos Aguilar no pudieron recuperarse de los balazos y fallecieron poco después. El otro joven y la chica siguen hospitalizados, de acuerdo con Víctor Sentíes, portavoz del HPD, en entrevista por teléfono.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank