Pechuga rellena, una receta básica en la cocina para toda ocasión

blank
blank

  • Mundo Sabor te trae la receta básica de la Pechuga Rellena Cordon Bleu, una preparación que no puede faltar en la cocina
  • Es un platillo para cualquier ocasión: funciona como botana pero también  como plato fuerte en la comida o la cena
  • Además de sabrosa, es una receta súper económica

Mundo Sabor te presenta una superoriginal receta de pechugas rellenas estilo cordon bleu envueltas en una cubierta de panceta para hervir y dorar con aceite de oliva. Este platillo, digno de cualquier cocina gourmet, será una delicia para ti y tus seres queridos y constituye una opción divertida para y saludable, nutritiva y energética para comer una pechuga de pollo y romper con el aburrimiento de consumirlas siempre empanizadas, fritas o hervidas con la sopa o el caldo.

¿Quieres arriesgarte a cocinar esta receta gourmet en tu propia cocina? ¡Ok, pues a darle! Primero reúne los siguientes ingredientes:

-Una pechuga de pollo de regular tamaño, de entre 300 y 400 gramos, bien lavada y sin piel. Un tip: si quieres que la pieza se desprenda de ese olor un tanto peculiar que suele caracterizar al pollo, y quitarle también esa consistencia un tanto resbaladiza que a veces no resulta agradable al tacto, y para garantizar su limpieza, puedes untar limón a la pieza. Además, le darás un toque cítrico a la carne, suave y con agradables notas al paladar.

pechuga rellena

Mundo Sabor

-200 gramos de panceta de cerdo, tocineta o tocino de cerdo fileteado en capas ni tan delgadas ni tan gruesas. En muchos súpers éstas tiras se venden ya empacadas con las características que necesitas.

-100 gramos de queso. En la receta se usa del tipo Manchego, pero tu puedes ponerle del que más te agrade. Por supuesto, debe ser un queso idóneo para el cocimiento y el posterior freído de la pieza, como apreciarás más adelante.

-100 gramos de jamón de tu preferencia (mixto, de pavo, solo de pierna, etc.).

-Sal y pimienta al gusto.

-Hojas de albahaca, lavadas y desinfectadas. Estas aportarán un toque aromático inigualable a la receta.

Necesitarás también de una superficie plana y limpia, y suficiente papel film, del usado para sellar recipientes y mantener los alimentos frescos durante un periodo más largo. Lo puedes hallar en cualquier súper.

Modo de preparación

Con un cuchillo filetero, abrir la pechuga en cortes sucesivos a partir de las porciones gruesas hacia los laterales, como si se estuviera desenrollándola. Esto debe hacerse con cuidado para no fragmentar la pieza en porciones, pues se debe conservar todo el corte. Este estilo de llama corte mariposa. Una vez desplegada en un corte delgado  una sola pieza, la ha quedado lista para rellenarla de queso y cubrirla con la panceta.

Pechuga rellena

Para comenzar el relleno, debe ponerse una capa de papel film sobre la tabla o superficie y sobre ella las láminas de panceta de forma de confeccionar con ellas una cama, con el lado más delgado en dirección al cuerpo de quien las cocina. Normalmente se necesitaran unos cinco cortes de tocino.

A continuación, debe desplegarse la pechuga al extremo donde están los cortes más delgados de las láminas. Se le espolvorea sal y pimienta al gusto y se colocan las tiras queso sobre la carne de pollo, el jamón y las hojas de albahaca. Una vez hecho esto, se enrolla la pechuga sobre el tocino y de forma que el relleno vaya ocupando la porción interna de la especie de cilindro que se irá formando. Debe irse enrollando, sacando la capa superior del papel e ir extendiendo el cilindro hasta que este queda compacto, con el relleno dentro y las laminas de tocino en la capa exterior.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank