Paul Apodaca es un asesino en serie vinculado a la muerte de mujeres (FOTOS)

Paul Apodaca es un nuevo asesino en serie en el estado Nuevo México vinculado a la muerte de por lo menos tres mujeres jóvenes.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
FOTO: Departamento de Policía de Albuquerque
  • Paul Raymond Apodaca está acusado de los asesinatos de 3 muchachas
  • Stella Gonzáles y Kaitlyn Arquette y Althea Oakeley son las víctimas
  • Los brutales crímenes se remontan a 1988 y 1989

Paul Apodaca es un nuevo asesino en serie en Nuevo México vinculado a la muerte de por lo menos tres mujeres. El Departamento de Policía de Albuquerque (APD, por sus siglas en inglés) reveló los escalofriantes detalles de los crímenes de Paul Apodaca y lo más aterrador es que se cree que podría haber más víctimas.

De los tres brutales crímenes que cometió Paul Apodaca, de acuerdo con el propio acusado ya confesó haber cometido dos hace varias décadas. Sin embargo, en un tercer crimen el hombre se negó a declarar nada ante un juez, aunque la policía ya tiene su testimonio que lo vincula con el caso.

Paul Apodaca es acusado de la muerte de 3 jovencitas

Paul Apodaca es acusado de la muerte de 3 jovencitas
Paul Apodaca, de 53 años, es un asesino en serie confeso y agresor sexual de mujeres con varios ingresos en prisión y quien ha revelado ser el asesino de tres mujeres en Nuevo México hace más de 30 años. (FOTO: Departamento de Policía de Albuquerque)

Paul Raymond Apodaca, de 53 años, está acusado del asesinato de Stella Gonzáles, de 13 años; Kaitlyn Arquette, de 18 años y de Althea Oakeley, de 21 años. Todos los crímenes Paul Apodaca los cometió en el área metropolitana de Albuquerque. Las autoridades no descartan que el hombre haya matado más mujeres en otros estados.

El Departamento de Policía de Albuquerque sostiene que Paul Apodaca también está vinculado a varias violaciones de mujeres. Las autoridades piden que si alguien lo reconoce en relación a otros delitos contra mujeres, llame a su oficina al 505.768.2416. Todas las pistas se mantendrán anónimas.

Althea Oakeley decide volver caminando a casa

Althea Oakeley decide volver caminando a casa
Althea Oakeley, de 21 años, era estudiante universitaria y Paul Apodaca la mató a puñaladas cuando la muchacha volvió a su casa caminando en la noche. (FOTO: Departamento de Policía de Albuquerque)

Todo comenzó la noche del 22 de junio de 1988, cuando la joven Althea Oakeley, una estudiante de la Universidad de Nuevo México (UNM, por sus siglas en inglés), se peleó con su novio en el predio universitario. Luego de la discusión, la joven Althea Oakeley decidió volver sola a su casa caminando.

Con el amparo de la oscura noche, Paul Apodaca caminaba también por el predio universitario guardándose de no ser visto por nadie. El hombre, de acuerdo a su propio testimonio, andaba por la universidad con la intención de violar alguna muchacha. Entonces vio a Althea Oakeley sola, según los documentos del caso.

“Lastimé a alguien que me sonrió”

"Lastimé a alguien que me sonrió"
FOTO: Tomada de Twitter

Para su mala fortuna, Althea Oakeley cruzó su camino con Paul Apodaca y le dijo “¡hola!”, luego le sonrió y siguió su viaje. “Mi intención era violarla, yo llevaba una navaja para asustarla. Ella pasó, me sonrió y esa fue la peor parte… lastimé a alguien que me sonrió”, dijo Paul Apodaca al Departamento de Policía de Albuquerque sobre el crimen.

Después de que Althea Oakeley pasó a su lado, Paul Apodaca brincó sobre ella y le asestó varias puñaladas. Apodaca pensó que la había dejado muerta y huyó. A las 8:32 de la noche unos transeúntes que andaban por la zona escucharon a una mujer que clamaba por ayuda, según consta en los documentos del caso.

Paul Apodaca decide contar su cadena de muertes

Paul Apodaca decide contar su cadena de muertes
FOTO: Tomada de Twitter

Los testigos que encontraron a la mujer llamaron al número de emergencias para que las autoridades ayudaran a Althea Oakeley. Sin embargo, la muchacha falleció en el hospital cuando los doctores luchaban por salvarle la vida tras el brutal ataque a puñaladas, según los documentos del caso.

Algunas personas vieron correr a un hombre hispano por las calles aledañas al crimen y dieron su descripción a la policía. Sin embargo, desde entonces nadie fue acusado del crimen de Althea Oakeley. En agosto del 2021, Paul Apodaca fue detenido tras violar su libertad condicional por otro caso.

El hispano es un conocido agresor sexual de mujeres

El hispano es un conocido agresor sexual de mujeres
FOTO: Tomada de Twitter

Paul Raymond Apodaca tiene varios cargos en la zona metropolitana de Albuquerque, Nuevo México, por abusos sexuales violentos de mujeres. Desde 1995 el Departamento de Policía de Albuquerque lo considera un criminal violento. Luego de cumplir una condena por esos delitos, salió en libertad provisional.

Sin embargo, Paul Apodaca falló en las exigencias que le impusieron las autoridades en su libertad condicional y lo volvieron a detener. Cuando el hombre hispano estaba en la cárcel del Condado de Bernalillo le dijo a un guardia que tenía algo que confesar, según consta en los documentos del caso.

Kaitlyn Arquette visita a una amiga y nunca vuelve a casa

Kaitlyn Arquette visita a una amiga y nunca vuelve a casa
Kaitlyn Arquette, de 18 años, fue a visitar a una amiga y luego regresó en su auto a casa de su novio cuando Paul Apodaca le disparó desde otro auto. (FOTO: Departamento de Policía de Albuquerque)

Los agentes del Departamento de Policía de Albuquerque que escucharon la confesión de Paul Apodaca recibieron detalles del crimen de Althea Oakeley en 1988 y que sólo conocían las autoridades. Entonces el acusado les dijo que les podía contar detalles de por lo menos otro crimen de una muchacha.

El 16 de julio de 1989 la joven Kaitlyn Arquette visitó a una amiga en su casa en Albuquerque y estuvo con ella de las 9:30 a las 10:45 de la noche. Arquette habló con su amiga de las cosas que hablan las muchachas. Sus planes para ir a la universidad, líos con su novio y detalles de su vida privada.

Paul Apodaca se queda entre los testigos del crimen

Paul Apodaca se queda entre los testigos del crimen
FOTO: Tomada de Twitter

Kaitlyn Arquette luego de visitar a su amiga subió a su auto y se fue por la calle Lomas Boulevard North West en Albuquerque cuando de repente, desde otro auto, le dispararon varios tiros. La muchacha perdió el control de su auto y chocó. Otros automovilistas que pasaban por la zona se detuvieron a ver qué había pasado.

Alguien llamó al número de emergencias para pedir ayuda para la joven. Sin embargo, Kaitlyn Arquette murió cuando estaba en el hospital en la sala de urgencias. En ese caso Paul Apodaca también dio detalles que nadie más podría saber. Apodaca estaba entre los automovilistas que llegaron a ver el choque.

La muerte a balazos de la joven Stella Gonzáles

La muerte a balazos de la joven Stella Gonzáles
Stella Gonzáles, de 13 años, caminaba con una amiga en la madrugada cuando Paul Apodaca las confrontó y luego les descargó la pistola pero sólo hirió de muerte a Stella. (FOTO: Departamento de Policía de Albuquerque)

Stella Gonzáles caminaba el nueve de septiembre de 1989 con una amiga sobre la calle Central Avenue casi esquina con Tingley Drive, a la 1:15 de la madrugada, cuando un hombre en un auto se acercó a las dos muchachas y las confrontó de manera violenta y a gritos, de acuerdo con el Departamento de Policía de Albuquerque.

De repente el conductor sacó un arma y le asestó varios tiros a las dos muchachas, pero sólo alcanzó a herir a Stella Gonzáles. El tirador escapó de la escena dejando a la joven malherida. Gonzáles murió en el hospital cuando era atendida por lo doctores. Paul Apodaca también confesó detalles de ese crimen.

Paul Apodaca asesino en serie: ¿Cometió más asesinatos?

¿Cometió más asesinatos?
FOTO: Tomada de Twitter

En una paradoja del caso, Paul Apodaca aceptó la culpabilidad en los homicidios de Kaitlyn Arquette y Althea Oakeley. Sin embargo, en el crimen de Stella Gonzáles, aunque Paul Apodaca dijo a la policía que era el asesino cuando se presentó a la corte, después se declaró como no culpable.

Paul Apodaca continúa detenido en la cárcel del condado a la espera de enfrentar en el 2022 sus tres juicios como asesino en serie, como lo calificó el Departamento de Policía de Albuquerque, por las muertes de Kaitlyn Arquette, Althea Oakeley y Stella Gonzáles. Las autoridades creen que tal vez podría haber más víctimas de las cuales el hombre no ha hablado.

Continua artículo relacionado