Supervisor de la Patrulla Fronteriza que presuntamente asesinó a mujeres buscaba a víctimas vulnerables

Un supervisor de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos acusado de los asesinatos de cuatro mujeres conocía a las víctimas y las atacaba por su vulnerabilidad, dijeron el lunes autoridades, ya que algunos temían más muertes a manos del agente que estarían sin conocerse.

Aunque los investigadores no detallaron la historia de Juan David Ortiz con las mujeres, que se creía que eran trabajadoras sexuales, dijeron que las conocía antes de matarlas y dejar sus cuerpos en los caminos rurales de Texas durante una escalada de violencia que duró 10 días.

“Tenía la confianza de la mayoría de las víctimas que estuvieron involucradas en los asesinatos”, dijo el jefe adjunto Federico Garza de la Oficina del Sheriff del Condado de Webb. “Así que aprovechó esa oportunidad para cometer los crímenes”.

Las autoridades dijeron que Ortiz estaba convencido de que la policía se estaba acercando a él, acumulando armas en su casa para una posible confrontación. Al final, los oficiales intentaron arrestarlo en una estación de servicio, pero huyó al estacionamiento de un hotel cercano. Dijeron que Ortiz trató de hacer que su teléfono celular pareciera un arma con la esperanza de que fuera atacado por oficiales, pero fue capturado sin incidentes alrededor de las 2 a.m. del sábado.

RELACIONADO: Agente de la Patrulla Fronteriza sospechoso del asesinato de cuatro mujeres es arrestado

Garza dijo que confiaba en que “los asesinatos se detendrían” porque habían capturado al sospechoso correcto. Pero estaba menos seguro de que ninguna otra víctima de Ortiz, que había trabajado para la Patrulla Fronteriza durante una década, fuera descubierta.

Antes de ser contratado por la Patrulla Fronteriza, Ortiz sirvió en la Marina de los Estados Unidos durante casi ocho años, hasta 2009, y ocupó diversos puestos médicos, así como un destacamento de tres años con los infantes de marinea. Una portavoz de la Marina se negó a responder preguntas sobre la naturaleza del despido del sospechoso o si había sido disciplinado.

La Patrulla dijo que no había nada en los antecedentes de Ortiz que sugiriera que él era capaz de tales crímenes. En una conferencia de prensa, un representante de la agencia dijo que tenía un incidente menor en su historial, pero no dieron detalles al respecto.

Ortiz, de 35 años, estaba detenido en Laredo por cuatro cargos de asesinato en las muertes, asalto agravado con arma mortal y restricción ilegal vinculada a una quinta mujer que escapó, Erika Peña. Después de huir, ella encontró a un oficial. Sus datos ayudaron a la policía a encontrar a Ortiz.

TE PODRÍA INTERESAR: Fuerza Espacial costaría 13,000 millones de dólares en sus primeros cinco años

Según declaraciones juradas, Ortiz confesó los asesinatos después de que fue puesto bajo custodia el sábado. Estaba detenido bajo una fianza de $ 2.5 millones.

La policía identificó a Claudine Anne Luera, de 42 años y a Melissa Ramírez, de 29 años, entre las fallecidas. Una tercera víctima fue una mujer transgénero de 28 años de edad, que las autoridades en una conferencia de prensa identificaron como el nombre de nacimiento Humberto Ortiz, pero que, según los informes, era conocida como Janelle. El nombre de la cuarta víctima no fue revelado.

Se cree que Ortiz habría actuado solo. Los registros de la cárcel no incluyen un abogado para él.

[anvplayer video=”4485174″ station=”CMG MundoHispanico”]

Search

+