Patrulla Fronteriza suelta a más inmigrantes en Nuevo México

  • Sorprende que ahora la Patrulla Fronteriza también libere a inmigrantes.
  • Más de 170 inmigrantes ha liberado el organismo en dos días.
  • Autoridades de la ciudad solicitan donaciones de alimentos y artículos de higiene.

La Patrulla Fronteriza liberó este sábado por segundo día consecutivo en Las Cruces a decenas de migrantes que buscan asilo, por lo que las autoridades de la ciudad solicitaron donaciones de alimentos y artículos de higiene personal.

Los migrantes están siendo alojados temporalmente en un centro para indigentes, en un centro recreativo y en un recinto de agencias de servicio social en esta ciudad de Nuevo México, dijeron las autoridades locales en un comunicado, según reseñó AP.

De acuerdo con el documento, 83 migrantes llegaron el sábado, después de los 95 dejados el viernes por la Patrulla Fronteriza en el albergue para indigentes Misión de Rescate Gospel y en el campus Community of Hope.

Según el periódico Las Cruces Sun-News, las iglesias en la ciudad han brindado durante meses albergue temporal a migrantes puestos en libertad por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), pero el viernes fue la primera vez que la Patrulla Fronteriza traslada a migrantes en camionetas y los deja en el albergue para indigentes.

Los migrantes podrían continuar llegando “los próximos días”, dijo el sábado Udell Vigil, un portavoz de la ciudad.

Como Las Cruces no es una ciudad santuario no se opone a que agentes federales hagan efectivas órdenes de deportación.

Algunos migrantes fueron llevados al Centro Recreativo Meerscheidt, que según el comunicado fue cerrado al público porque sería utilizado temporalmente como albergue para migrantes.

Los artículos necesarios incluyen utensilios, servilletas, platos desechables, servilletas sanitarias, champú, ropa, toallas, sábanas, comida enlatada, botellas de agua, materiales acolchados para camas y juguetes de peluche.

La Patrulla Fronteriza anunció el jueves que dejaría en libertad a migrantes en el sur de Nuevo México y en El Paso, Texas, quedando pendientes sus futuras audiencias judiciales, debido a que el ICE enfrenta “problemas de capacidad”.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+