Revelan que la Patrulla Fronteriza contrató a un oficial indocumentado

Redacción MundoHispánico
Actualizado en


Un hispano, de 38 años, que trabajó durante seis años como oficial de la Patrulla Fronteriza, en Arizona, era conocido por siempre hacer un esfuerzo extra para mantener a los inmigrantes indocumentados fuera de suelo norteamericano. Sin embargo, Marco A. De la Garza Jr., quien nació en México, tenía un oscuro secreto: también era indocumentado.

El veterano de la Armada inició su carrera en la principal agencia de protección fronteriza del país un día cuando salió corriendo de una barbacoa en la casa de sus suegros en Sierra Vista, Arizona, al ver a un hombre indocumentado siendo perseguido por los agentes de inmigración. Sin pensarlo dos veces, el hispano detuvo al corredor hasta que los agentes llegaron a arrestarlo, contó este jueves The new York Times.

RECOMENDADA: México eleva a amarillo fase 3 alerta por volcán Popocatépetl

Cuando ingresó a la Patrulla Fronteriza, el mexicano mintió sobre su nacionalidad y le entregó a su empleador un falso certificado que aseguraba que había nacido en Brownsville, Texas.

“En retrospectiva, entiendo completamente ahora que estaba siendo egoísta en mi deseo de servir al país que había amado tanto”, escribió el hispano tras ser acusado por tres cargos de fraude de pasaportes y hacer declaraciones falsas en su solicitud de verificación de antecedentes.

reunir a familias migrantes

Foto: Getty Images

De La Garza, quien tiene dos hijas de 2 y 4 años que son ciudadanas de los Estados Unidos, aceptó declararse culpable de un cargo de fraude de pasaporte, mientras los otros dos cargos fueron eliminados.

El pasado jueves fue sentenciado en el Tribunal Federal de Distrito en Tucson a un año de libertad condicional y una multa de 1,000 dólares. La pena fue leve ya que el juez Raner C. Collins consideró que su servicio al país “debería contar para algo”, de acuerdo a lo reseñado por The New York Times.

TE PUEDE INTERESAR: Tras ‘ataque’ de Trump, AMLO responde y Jorge Ramos ‘enfurece’

Aunque sea difícil de imaginar, Marco es uno de al menos cuatro trabajadores indocumentados que integraban las agencias federales de inmigración durante los últimos años.

Aunque el engaño de Marco fue suceso muy inusual en la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP), no fue el único con características similares. Ha habido al menos otros tres casos de personas indocumentadas trabajando como agentes de aduanas o de la Patrulla Fronteriza, que han sido procesadas en un tribunal federal.

Pese a que el presidente Donald Trump ha presionado a los empleadores a revisar los antecedentes de quienes contratan para evitar a inmigrantes indocumentados, la experiencia ha demostrado que puede ser difícil determinar el estatus legal de un persona en un país con aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados, según The new York Times.

Seguir Leyendo

Search

+