Patrulla Fronteriza arresta a 15 trabajadores indocumentados en Louisiana

  • La Patrulla Fronteriza detuvo a 15 trabajadores indocumentados en Louisiana.
  • Los inmigrantes mostraron documentos de identidad falsos a una organización que ofrece capacitación para diversos trabajos de mano de obra.
  • Entre los sospechosos se contaban 14 mexicanos y un nicaragüense.

Agentes de la Patrulla Fronteriza en Louisiana detuvieron a 15 trabajadores indocumentados por supuestamente usar tarjetas de seguridad social (green cards) y licencias de conducir falsas en el Consejo de Seguridad de la Costa del Golfo, una organización sin fines de lucro que ofrece ejercicios de capacitación para diversos trabajos de mano de obra.

Los sospechosos, entre los que se contaban 14 mexicanos y un nicaragüense, fueron arrestados a 13 millas del campus, St. Rose, Louisiana, reseñó The Maroon.

Según la Patrulla Fronteriza, los documentos falsos en manos de inmigrantes indocumentados pueden ser perjudiciales para los estadounidenses y causar serios problemas fiscales y calificaciones crediticias deficientes.

“Estas detenciones representan un hermoso ejemplo de componentes del Departamento de Seguridad Nacional que trabajan juntos para garantizar la seguridad nacional”, dijo Gregory Bovino, jefe de la Patrulla Fronteriza en Nueva Orleans.

El Consejo de Seguridad de la Costa del Golfo respondió al incidente el 19 de agosto, casi una semana después del hecho. “(Las personas) fueron marcadas por nuestro personal después de nuestro minucioso y diligente proceso de identificación y verificación de antecedentes. Ese proceso prepara a nuestro personal para reconocer cualquier problema con los documentos, incluidas las licencias de conducir y las tarjetas de seguridad social, que se requieran para ser presentados con el fin de tomar la capacitación de seguridad ofrecida en nuestras instalaciones”, dijo la directora Ejecutiva, Shelly Guilbeau.

Foto: Getty Images

Susan Weishar, especialista en migración del Instituto Jesuita de Investigación Social, se mostró contraria a las detenciones al considerar que el incidente en St. Rose no fue un peligro para el público, sino un intento de los trabajadores de simplemente ganarse la vida.

“No veo cómo se puede reclamar un problema de seguridad cuando la gente simplemente está tratando de encontrar trabajo y alimentar a sus familias, y no veo que haya ninguna evidencia de que cualquiera de ellos signifique daño a nadie”, declaró Weishar a The Maroon.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+