Aseguran que Patrulla Fronteriza destruye galones de agua para inmigrantes en el desierto

La muerte por deshidratación de una guatemalteca de 7 años bajo custodia de la Patrulla Fronteriza ha vuelto a traer a colación un reporte que indicó que los funcionarios de ese organismo destruyen galones de agua en el desierto para evitar que los reciban los inmigrantes.

La niña Jakelin Caal, de tan solo 7 años, fue detenida junto a su padre y más de un centenar de inmigrantes por agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP, en inglés) a principios de mes en una zona remota del desierto de Nuevo México. Horas más tarde, ya bajo custodia policial, la pequeña murió por deshidratación, según confirmaron las autoridades este jueves.

La muerte de la niña ha reavivado el tema sobre la preparación de los funcionarios fronterizos antes la llegada masiva de inmigrantes centroamericanos que buscan mejores condiciones de vida en Estados Unidos.

TE PUEDE INTERESAR: Presentador de Fox critica a inmigrantes por hacer “más sucio” a EE.UU.

En este sentido, un reporte que se divulgó meses atrás resurgió para indicar que los agentes de la Patrulla Fronteriza suelen destruir galones de agua que las organizaciones a favor de los inmigrantes les dejan en el desierto para que puedan hidratarse durante su travesía para llegar a Estados Unidos.

niña guatemalteca

El reporte de la investigación fue publicado en enero por la organización No More Deaths (No Más Muertes), que denunció que la Patrulla Fronteriza no solo destruye las jarras de agua, sino también los víveres y mantas que dejan para los indocumentados en el desierto, reseñó El País.

En su informe ‘Interferencia a la Ayuda Humanitaria. Muerte y Desaparición en la Frontera de los EE.UU. con México’, la organización dijo que agentes de la Patrulla Fronteriza “cortan, pisotean, golpean, vierten y confiscan” los recipientes con agua que sus voluntarios dejan en las rutas del desierto.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+