Pastor de Iglesia en Houston acusado de agredir sexualmente a un niño

Un pastor de una Iglesia en Houston, Texas Jose Abel Mena, ha sido acusado de agresión sexual a un niño de nueve años de edad.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Un pastor de una Iglesia en Houston, Texas, ha sido acusado de agresión sexual a un niño de nueve años de edad.
  • Jose Abel Mena, de 60 años, admitió a la Policía de Houston la agresión sexual contra el menor a inicios de enero pasado.
  • Ahora las autoridades policiales buscan a más posibles víctimas del pastor Mena, por lo que piden la ayuda de la comunidad.

Las autoridades policiales en Houston, Texas, están buscando más posibles víctimas luego de que un pastor de una iglesia local fuera acusado por agresión sexual a un niño en varias ocasiones, reportan medios locales.

José Abel Mena, de 60 años, quien era pastor de la congregación Pueblo de Dios, en Houston, Texas, fue arrestado en abril pasado luego de que un menor de nueve años informara a la Policía que Mena no había agredido sexualmente, reporta KPRC Channel 2 News.

De acuerdo con el informe del Departamento de Policía, los incidentes de la agresión sexual ocurrieron en enero pasado, admitió el pastor Mena en el proceso investigativo, por lo cual las autoridades creen que podría haber más víctimas.

Ahora los investigadores buscan a más personas que podrían haber tenido contacto con el pastor José Abel Mena, y para ello han habilitado el número de teléfono 713-830-3259, en el Centro de Evaluación de Niños, para quienes tengan información sobre el caso.

Texas: Demandan a Clínica Hispana por dar pruebas falsas de coronavirus

Una Clínica Hispana es acusada por el Fiscal de General de Texas por emitir pruebas falsas de coronavirus y mala práctica médica.

Ken Paxton, el Fiscal General de Texas, presentó una demanda en contra de la Clínica Hispana de La Porte, Texas, ante las cortes del Condado de Harris el miércoles 5 de agosto del 2020, a las 7:12 de la mañana, por mala práctica médica al ofrecer presuntas pruebas de coronavirus que prometían tener los resultados en 15 minutos.

La demanda del Fiscal Paxton, de la cual MundoHispánico en Texas tiene una copia, es un documento de 29 páginas que señala directamente al hispano Luis Alberto Cuan o Luis Alberto Cuan-Lio de “ofrecer y vender” pruebas de anticuerpos y suero como presuntas pruebas para detectar el peligroso coronavirus aprovechándose así de la necesidad de la comunidad al este del área metropolitana de Houston.

Además Cuan o Cuan-Lio no tiene licencia para ejercer la medicina en Texas y ya ha estado involucrado en por lo menos un caso previo de fraude con otra sucursal de su Clínica Hispana en el estado.

En su demanda el Fiscal Paxton pide que se cierre, de inmediato, la Clínica Hispana ubicada en el 9606 Spencer Highway en la industrial ciudad costera de La Porte, junto a las aguas de la Bahía de Galveston, y en donde hay una gran presencia hispana debido a que muchos inmigrantes trabajan en las refinerías de petróleo que hay en la zona.

Por medio de una llamada telefónica MundoHispánico en Texas contactó en la mañana del jueves 6 de agosto del 2020 a la Clínica Hispana para saber su postura sobre la demanda que les hizo la Fiscalía de Texas pero, hasta el momento de escribir esta historia, nadie contestó las llamadas.

La Clínica Hispana es acusada por el Fiscal de General de Texas por emitir pruebas falsas de coronavirus y mala práctica médica.
Según las autoridades en Texas la Clínica Hispana es operada por Luis Alberto Cuan-Lio y quien no tiene licencia para practicar la medicina en el estado. (Fotos: Tomadas del Facebook de la Clínica Hispana)
El Fiscal Paxton aseguró en un comunicado que no permitirá que “ninguna persona o empresa represente de manera fraudulenta las pruebas civid-19 en nuestras comunidades.

Los pacientes deben estar seguros de que las pruebas que realizan y los resultados que reciben son precisos y que su información personal estará protegida… esperamos con interés el litigio en este caso y continuaremos trabajando diligentemente para garantizar que los texanos reciban las pruebas y el tratamiento que potencialmente les salve la vida”.

Según detalla la demanda en contra de la Clínica Hispana ese presunto centro de salud ofrecía pruebas de diagnóstico para detectar el peligroso coronavirus con un tipo particular de exámenes médicos que no están aprobado para ese uso.

Las ramificaciones de la demanda se abren hacia varias prácticas médicas equivocadas por parte de la Clínica Hispana ya que según asegura el documento el presunto doctor Cuan-Lio no mantuvo los protocolos médicos y éticos necesarios para mantener protegida la identidad de los pacientes que atendieron.

Además, de acuerdo al documento legal en su punto XI, la Clínica Hispana y Cuan-Lio se hicieron de “dinero y beneficios” merced a actos ilegales y con ello “afectaron directa o indirectamente a la gente” lo cual representa un daño para la salud pública en Texas detalla la demanda.

El Consejo Médico de Texas le prohibió a Luis Alberto Cuan-Lio en junio de 2019 de ofrecer cualquier servicio médico ya que no tiene la licencia necesaria para practicar.
Julio Alberto C., de 36 años, es un mecánico hispano que trabaja en Galena Park, una ciudad vecina de La Port, y quien revela que su esposa Natalia se hizo una prueba de coronavirus en la Clínica Hispana de Luis Alberto Cuan-Lio. El h0mbre pide enfáticamente que no se revelen sus apellidos en la historia debido a su condición de inmigrante indocumentado en Estados Unidos.

“¡Pues imagínese, me enoja mucho esto!”, dice Cuéllar casi en un grito al saber de la demanda que enfrenta la Clínica Hispana de La Porte y detalla “uno piensa que puede confiar en su gente hispana y pues… no es así. Estoy muy preocupado porque imagínese, tenemos dos hijos pequeños, que tal que mi mujer sí estuvo enferma y le pasó el coronavirus alguien, porque le dijeron que no tenía nada, y pusimos en riesgo la vida de otras gente nomás por confiados” dice con pesar.

La fortaleza de la demanda de la Clínica Hispana de Cuan-Lio se basa en decenas de pruebas que van desde fotografías del negocio ofreciendo las pruebas del coronavirus, una terrible enfermedad que azota al mundo, y con garantía de dar los resultados en 15 minutos.

Por medio de una vigilancia encubierta de la Fiscalía de Texas diversos agentes de la corporación pudieron obtener imágenes del basurero en el pasillo atrás de la Clínica Hispana con resultados de las pruebas y en los que se advierten claramente los nombres de cada paciente sin proteger su identidad.

Archivado como: Pastor Iglesia agresión niño

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado