Pantallas flexibles: ¿Qué son y cómo funcionan?

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Pantallas flexibles: ¿Qué son y cómo funcionan?
Etiquetas:
(Updated: 04/19/2021)

  • Pantallas flexibles: tecnología del futuro a nuestro alcance
  • ¿Qué son las pantallas flexibles?
  • ¿Cómo funciona esta tecnología?

Hace algunos años cuando escuchábamos hablar de pantallas flexibles pensábamos que era algo imposible o que, en el mejor de los casos, estos avances estarían disponibles en futuro muy lejano del que quizá no formaríamos parte. Las innovaciones tecnológicas cada día son más notables; los científicos permanecen en constante formación para llevarle al mundo las mejores opciones en cada ámbito de la vida, y nunca sabemos cuál es el límite que la tecnología pueda tener. Así se comprueba con la reciente llegada de las pantallas flexibles, pero te has preguntado ¿qué son y cómo funcionan?

Pareciera algo muy reciente, pero debemos tomar en cuenta que las pantallas flexibles empezaron a existir desde hace aproximadamente diez años. Fue la compañía Sony que, en 2007, logró crear el primer prototipo de pantalla; se trató de una pantalla de 4.1 pulgadas y un grosor casi del tamaño de un cabello humano. Estas características permitieron que pudiera ser manipulada hasta el grado de enrollarla en un lápiz.

Un segundo intento vino por parte de Nokia, con un prototipo de pantalla que se adaptaba a la muñeca del usuario; sin embargo, éste no fue exitoso. Fue hasta 2015 que Samsung innovó en el mercado con dispositivos móviles de pantalla curva. Además de Samsung, compañías como Huawei y Royole han trabajado en prototipos de pantallas flexibles, para lo cual se basan en la tecnología OLED.

Pantallas flexibles:¿Qué son y cómo funcionan?
MH archivos

La tecnología OLED está basada en la utilización de diodos orgánicos que tienen la capacidad de emitir luz; otra de las ventajas de estos diodos es que sus capas pueden ser dobladas con mayor facilidad que aquellas basadas en tecnología LED o LCD. Sin duda alguna suena algo complejo, pero es bueno, y no todo acaba en esos atributos.

Cabe destacar que la complejidad de estos aparatos no reside únicamente en lograr que tengan pantallas flexibles y manipulables; además, se debe buscar que todos los componentes del dispositivo se adapten a estas características. Es decir, se debe buscar que los circuitos electrónicos sean capaces de funcionar aun cuando el dispositivo esté siendo flexionado.

Pantallas flexibles
shutterstock

Tal como sucede con todos los prototipos que involucran tecnología avanzada o nueva, es posible que ésta falle al no estar completamente desarrollada para su comercialización. Este fue el caso de Samsung, quien sacó al mercado un dispositivo móvil con pantalla flexible, pero que pronto encontró que los usuarios no estaban satisfechos con el producto.

Lo que ocurrió en este caso fue que el primer móvil creado con esta tecnología presentó un defecto de diseño en el que se dejaba expuesta el panel OLED flexible, lo que provocó que los artefactos se rompieran con apenas uno o dos días de uso. Quizá uno de los aspectos que más se deben de tomar en cuenta al adquirir un equipo con pantalla flexible es que el tratamiento de los mismos debe ser delicado, por lo que Samsung se encuentra trabajando arduamente para corregir estos errores de fabricación y de funcionamiento.

Pantallas flexibles
shutterstock