Padres hispanos culpables de asesinar y torturar a su hijo de 4 años

blank
blank

  • Un gran jurado en Los Ángeles acusó formalmente de asesinato a los padres del niño hispano Noah Cuatro.
  • José María Cuatro Jr. y Úrsula Elaine Juárez fueron acusados formalmente del asesinato y tortura del pequeño en julio de 2019 en Palmdale.
  • El padre del niño fue acusado tambiénvde asalto y penetración sexual de un menor de 10 años.

EFE informa de que un gran jurado encontró suficiente evidencia para acusar formalmente de asesinato y tortura a los padres del niño latino Noah Cuatro, informó este martes la fiscalía del condado de Los Ángeles, California.

José María Cuatro Jr. y Úrsula Elaine Juárez fueron acusados formalmente del asesinato del menor de cuatro años de edad, quien falleció en julio de 2019 en Palmdale, al noroeste de Los Ángeles.

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles anunció la resolución el martes después de que un gran jurado devolvió la acusación el 23 de enero, reporta Los Angeles Times.

Adicionalmente el padre del niño fue acusado de asalto y penetración sexual de un menor de 10 años, mientras la madre está acusada de un cargo de abuso infantil por parte del gran jurado, que recomendó fianzas de 4 y 3 millones de dólares respectivamente.

El menor fue hospitalizado de urgencia el 5 de julio del año pasado tras una llamada hecha por sus padres al número de emergencia en la que señalaron que el niño se ahogaba en la piscina del complejo de apartamentos donde vivían.

El alguacil del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, dijo más tarde a los periodistas que la muerte parecía inconsistente con el ahogamiento.

Además, el personal del hospital encontró señales de trauma en el menor, que murió a la mañana siguiente, y ello motivó el inicio de una investigación del Departamento Alguaciles del Condado de Los Ángeles (LASD) y a que otros tres hijos de la pareja fueran retirados de su custodia.

En la acusación, develada contra los padres por el juez Sam Ohta de la Corte Superior de Los Ángeles, también se presentaron cargos de tortura del menor durante un periodo de cuatro meses, empezando en abril del año anterior.

Durante sus cuatro años de vida, Noah fue colocado en un hogar de acogida y vivió tironeado por la pelea por su custodia entre sus padres y su bisabuela, Eva Hernández.

En 2014, Noah fue colocado en hogares de guarda y luego bajo la custodia de Hernández. Al año siguiente, Noah fue devuelto a sus padres, pero volvió al cuidado de crianza y luego regresó con su bisabuela en 2016 luego de las acusaciones de que sus padres lo habían descuidado médicamente.

En 2018, el tribunal devolvió a Noah al cuidado de sus padres. Después de nuevas denuncias de negligencia en mayo de 2019, intervino el Departamento de Servicios para Niños y Familias.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank